A los países vecinos a partir de julio

Foto: ČTK / Ondřej Hájek

Las fronteras de Chequia con los países vecinos podrían reabrirse a partir del próximo 1 de julio, según se informó en Praga. Estas fueron cerradas en el marco de las medidas contra la pandemia del coronavirus.

Foto: ČTK / Ondřej Hájek

El ministro checo de Relaciones Exteriores, Tomáš Petříček, confía en que los checos podrían volver a viajar libremente a los estados vecinos, o sea, Eslovaquia, Austria, Alemania y Polonia desde comienzos de la temporada vacacional, es decir, desde el 1 de julio. Petříček considera que esto será posible gracias a la situación favorable en torno a la epidemia del coronavirus tanto en Chequia como en esos países, según recalcó.

Tomáš Petříček, foto: Michaela Danelová, ČRo
”He tenido una videoconferencia con mis socios de dos países vecinos, de Eslovaquia y Austria concretamente, y se adhirió también Hungría. Hemos hablado del tema de la reapertura de las fronteras a partir de julio y todo parece indicar que tanto con Eslovaquia como con Austria podríamos llegar a un acuerdo”.

De acuerdo con el canciller Petříček, las negociaciones con Polonia sobre el eventual levantamiento de las limitaciones en los viajes transfronterizos son más complicadas. Y en el caso de Alemania todo dependerá de la decisión del Gobierno alemán sobre la fecha de reapertura de los restaurantes y los hoteles y de los avances en la lucha contra el coronavirus.

Petříček desearía que desde julio los checos puedan viajar igualmente a Bulgaria, Hungría y los países del Báltico, donde al igual que Chequia logran combatir con éxito la enfermedad COVID-19.

Un destino tradicional de los checos en verano es Croacia, donde el año pasado por ejemplo, pasaron sus vacaciones más de 800 000 turistas checos. La portavoz del Ministerio de RR.EE., Zuzana Štíchová, indicó que las negociaciones mutuas prosiguen y que también en este caso dependerá de la situación en torno al coronavirus y de las formas de traslado a ese país.

“En estos momentos contamos con que los turistas checos podrían viajar a ese país a partir de agosto”.

El jefe de la diplomacia checa, Tomáš Petříček, confía no obstante en que Croacia abrirá sus fronteras a los turistas antes de lo previsto, según sostuvo.

RR.EE.: “En estos momentos contamos con que los turistas checos podrían viajar a ese país a partir de agosto”.

”Por el momento calculamos que podría ser a partir de agosto. Pero las negociaciones respectivas ya se están desarrollando y todo puede cambiar. He hablado con el ministro de Relaciones Exteriores croata y no excluimos la posibilidad de que esa variante pueda ser superada y que las fronteras de Croacia vuelvan a abrirse a los turistas antes de lo previsto”.

Petříček agregó que para agosto se cuenta asimismo con la reapertura de las fronteras de Grecia, Eslovenia y Malta. De los países de ultramar podría tratarse de Australia, Japón y Canadá.

A su vez, el canciller checo manifestó su escepticismo en cuanto a la posibilidad de que países como España, Italia, Francia y Estados Unidos, que son los más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus, vuelvan a abrirse a los turistas en los próximos meses. De acuerdo con Petříček, es prematuro hablar ahora sobre cuándo será posible viajar a esos países.

Chequia prohibió a sus ciudadanos salir al extranjero a mediados de marzo, en reacción a la propagación de la enfermedad COVID-19 en Europa. Simultáneamente fueron aplicadas otras restricciones por coronavirus, entre ellas la limitación del libre movimiento de personas, medida que se levantó el 24 de abril. No obstante, hasta el presente las personas que viajen al extranjero deben presentar a su regreso a Chequia un comprobante médico de un examen negativo de coronavirus, que puede tener como máximo cuatro días de antigüedad.