Zeman a Putin: “Hay demasiados periodistas, habría que liquidarlos”

Miloš Zeman, Vladimír Putin, foto: ČTK

La presencia del presidente checo, Miloš Zeman, en una cumbre internacional en China se vio empañada por un comentario jocoso hecho al presidente ruso, Vladimír Putin. El máximo mandatario checo bromeó con que había que exterminar a los periodistas. Sus palabras han sido criticadas por diversos representantes políticos checos, que recuerdan que en Rusia varios periodistas han sido asesinados en circunstancias sospechosas.

Miloš Zeman, Vladimír Putin, foto: ČTK
“¿Ya están aquí los periodistas? Hay demasiados periodistas. Habría que liquidarlos”, comentó el presidente checo, Miloš Zeman, antes de su comparecencia a los medios al presidente ruso, Vladimír Putin, tal como captaron los micrófonos. Putin respondió que no hacía falta liquidarlos, que era posible limitarlos.

La broma tuvo lugar tras la reunión bilateral de los jefes de Estado checo y ruso, aprovechando la presencia de ambos en una cumbre internacional en Pekín, y dio un cariz macabro al encuentro. Varios representantes políticos checos calificaron de improcedentes las palabras del presidente, así como parte de los medios de comunicación rusos. Todavía se recuerdan en Rusia el asesinato de los periodistas Anna Politóvskaya y Mijaíl Beketov o la agresión a Oleg Kashin, entre otros casos, sobre los que hay sospechas de represalias de tipo político.

Dejando a un lado la incorrección política, Putin y Zeman constataron en su encuentro el buen estado de las relaciones diplomáticas entre Praga y Moscú y se mostraron optimistas hacia un ulterior desarrollo. Putin señaló que, según sus datos, desde comienzos de año el volumen de intercambio comercial entre los dos países había crecido en un 44%.

Zeman achacó la mejora del intercambio comercial a la vuelta de los turistas rusos a la República Checa, después de la crisis económica que vivió el país durante los años precedentes. Los mandatarios anunciaron también que se estaba preparando una visita de Miloš Zeman a Rusia para noviembre de este año.

Comercio frente a derechos humanos

Miloš Zeman, Xi Jinping, foto: ČTK
La presencia de Zeman, Putin y otros altos representantes políticos europeos, asiáticos y africanos, en China obedeció al deseo del presidente chino, Xi Jinping, de presentar su proyecto de interconexión comercial entre los tres continentes a modo de nueva ruta de la seda.

Miloš Zeman, que además de mantener firmes relaciones con Rusia es también un defensor de una mayor aproximación a China, subrayó que este estrechamiento de relaciones no se vería condicionado por el respeto o no de los Derechos Humanos por parte de Pekín.

“La actitud respecto a los Derechos Humanos no se exporta, y eso en las dos direcciones. Incluso un analfabeto económico comprende que, con un volumen tan grande, hay grandes posibilidades comerciales para las empresas checas”.

La nueva ruta de la seda es un proyecto que, según anunció Jinping, contaría con una inversión de 124.000 millones de dólares y consistiría en la creación o ampliación de numerosas líneas de ferrocarril, puertos, carreteras y oleoductos, que establecerían una fluida red comercial entre 65 países.

La comitiva de Zeman, en la que se encontraba el ministro de Industria, Jiří Havlíček, acudió al gigante asiático con el propósito de negociar 22 proyectos de inversión.