Vuelve debate sobre la posible reapertura de almacenes en los días festivos

Foto: Tomáš Adamec, ČRo

La ley que ordena el cierre de comercios grandes durante ciertos días festivos del año en la República Checa podrá ser abolida en un futuro próximo.

Foto: Tomáš Adamec, ČRo

La cámara de diputados ha aprobado en primera lectura el proyecto presentado por los representantes del partido gubernamental ANO y el Partido Cívico-Democrático, con el cual se busca la reapertura de tiendas en los días feriados.

El documento en cuestión brinda la posibilidad de que los gerentes de los almacenes elijan por sí mismos si abrirán o cerrarán sus puertas los días del año durante los cuales actualmente la ley en vigor prevé un cierre completo.

Esta ley que entró en vigor en el 2016, estipula que los comercios con áreas superiores a 200 metros cuadrados deben permanecer cerrados siete días al año, inluidos el día de año nuevo, los dos días de Navidad (25 y 26), así como otros cuatro días festivos durante el año.

Por ahora, el gobierno ha tomado una decisión neutra frente a este tema. Según un sondeo realizado al final del año pasado por la Radiodifusión Checa, cerca de uno de cada dos checos esta favor de la supresión de la ley. Por el contrario, un 49% opina que se trata de algo bueno.

Esta ley se aplica a todas las compañías especializadas en el comercio al por mayor, pero unicamente de bienes y no de servicios. Los partidarios de su anulación consideran entre otras cosas que el cierre de grandes almacenes amenaza el suministro de otros comercios, de talla más pequeña, los cuales están autorizados a permanecer abiertos los días feriados.

Solo 32 diputados del partido Socialdemócrata, del partido comunista, del partido Demócrata Cristiano y del partido de Alcaldes e Independientes han votado en contra del plan para revisar la ley. Sin embargo, ya en enero la cámara de diputados, con 101 votos (de un total de 200), se manifestó en contra de la abolición del proyecto de ley ya presentado por el Partido Cívico-Democrático.