Vueltas en torno a las elecciones al Parlamento Europeo

Vladimir Zelezny y Jana Bobosikova, foto: CTK

Los nombres de los candidatos al Parlamento Europeo, presentados en estos días por las fuerzas políticas checas, a veces deparan grandes sorpresas al público. Además, los interesados en representar a la República Checa en Bruselas ya saben cuánto cobrarán por su trabajo.

Vladimir Zelezny y Jana Bobosikova, foto: CTK
Entre los candidatos figura desde este jueves Jana Bobosíková, nominada por el movimiento "Independientes", del antiguo magnate televisivo y propietario de la televisión Nova, Vladimír Zelezný.

Jana Bobosíková es una experimentada periodista. En la Televisión Checa se especializó en temas económicos. Durante una de las mayores crisis de esta televisión, cuando a principios del año 2001 el personal se declaró en huelga contra su director, Bobosíková fue jefa de los informativos. Su destitución fue una de las exigencias de los huelguistas. Luego empezó a presentar el principal debate político de la televisión Nova.

Este jueves anunció que termina su desempeño en Nova y entra en la disputa por los escaños en el Parlamento Europeo. "Es más fácil intervenir en asuntos públicos desde la escena política que desde el estudio televisivo", explicó su candidatura Jana Bobosíková.

Ella y los demás candidatos también ya saben cuánto cobrarán en caso de ser elegidos eurodiputados. La Cámara Baja les aprobó este jueves el salario básico: 65 mil coronas al mes, unos 2030 euros, cuatro veces más que es el sueldo medio en la República Checa.

Sin embargo, los legisladores checos rechazaron darles reembolsos de los gastos, argumentando que a los eurodiputados les bastarán los que recibirán del Parlamento Europeo. Y no es poco: 3700 euros por el alquiler de su oficina, 250 euros por cada día de la sesión parlamentaria en Bruselas y Estrasburgo y 12 mil euros por el mantenimiento de su secretariado.