Un viaje a Andalucía entre las cuerdas de un violín

Concepción Carmona, foto: praga.cervantes.es

Una clase sobre las partes de un violín y los principales compositores españoles de música para este instrumento, aderezados con palmas por sevillanas y por bulerías y el sonido mágico que, de sus cuatro cuerdas, la artista española Concepción Carmona es capaz de sacar. Eso es lo que recogía el martes el Instituto Cervantes en su ciclo ¨Concierto pedagógico de violín¨, dentro de la séptima edición de la Semana Cultural española en Praga.

Concepción Carmona, foto: praga.cervantes.es
Federico Mompou, Enrique Granados, Joaquín Turina, Manuel de Falla... Los compositores españoles más importantes de música para violín tuvieron su hueco y su representación en el concierto pedagógico que ofreció la violinista granadina Concepción Carmona. Según ella, el violín es un instrumento que ha conseguido meter cabeza en España pese a la tradición flamenca del país.

“En España no tiene demasiada tradición, digamos que el instrumento con más tradición es la guitarra española, pero bueno, poco a poco, yo creo que va cogiendo cada vez más impulso el violín; como hay muchas orquestas muy buenas en España se nota que cada vez más”.

Concepción Carmona, foto: Rosario García

La música clásica en España cada vez tiene mejor acogida aunque la proyección de sus compositores y sus obras al exterior no es tanta como la que debería tener, cree Concepción Carmona. La música clásica española está influida por el floclore español y la música clásica francesa, pero resulta peculiar, según la violinista española, por sus matices flamencos: el género musical español por excelencia.

“La peculiaridad que tiene es que cuando se deja guiar por el flamenco utiliza la escala andaluza que es algo que llega muy bien al público porque el flamenco es una música muy viva y que otras músicas no pueden explotar tanto”.

Isaac Albéniz, foto: last.fm

Y entre las explicaciones de las partes de un violín y la música que en España algunos compositores hacen con él, revistiéndolo de flamenco, se colaron unas palmas por sevillanas y bulerías con las que el público checo podría seguir el ritmo en un tablao flamenco de Andalucía. Una tierra a la que el público viajó gracias a Concepción Carmona y su interpretación de una de las obras de Isaac Albéniz, uno de los compositores españoles más famosos; en la que la melodía mágica de su violín, parece llevarte de la mano, paseando, a la orilla del Guadalquivir.

El ciclo ya se ha realizado en Bratislava. Próximamente viajará a Český Krumlov.