Un medio polaco acusa a dos empresas checas de vender armas a Rusia

Foto: ČT24

El periódico polaco Rzeczpospolita ha difundido una información en la que se acusa a dos empresas de Moravia de suministrar armas a Moscú para la lucha en el Este de Ucrania. Una información que desde Exteriores desmienten alegando que son armas para la caza.

Foto ilustrativa: ČT24
La guerra en el Este de Ucrania sigue generando una gran repercusión en la República Checa, pero esta vez no se debe a los combates, ni a los refugiados, sino a la presunta exportación de armas desde Chequia a Rusia por parte de empresas checas. Eso es al menos lo que revela el diario polaco Rzeczpospolita, que afirma tajantemente que varias compañías armamentísticas del país estarían suministrando armas a los rebeldes pro-rusos a pesar del embargo impuesto por la Unión Europea y los Estados Unidos.

Foto: ČT24
Según Rzeczpospolita, las firmas armamentísticas que estarían saltándose el acuerdo internacional serían Cairo CZ y Exim Arms, ambas radicadas en Moravia.

El diario, que afirma tener documentos que prueban su afirmación, dice que si bien estas armas fueron diseñadas para cazadores, actualmente hay varios ejércitos que las usan, como los Delta Force, la unidad de élite de los marines estadounidenses. Un truco, apuntan desde el medio polaco, el de hacerlas pasar por armas para la caza, ya que éstas no están sujetas al embargo.

Los separatistas pro-rusos, foto: Yevguen Nasadyuk, CC BY-SA 3.0
Y es que son varias las voces que opinan que no hay garantías de que estas armas no terminen en manos de los separatistas pro-rusos, a lo que se le añade otro problema: su procedencia es norteamericana. Por lo que podrían ser la excusa perfecta para acusar a EE.UU. de su injerencia en el conflicto si los separatistas alegasen que las encontraron en manos de los ucranianos.

Al hilo de las acusaciones, el Ministerio de Asuntos Exteriores checo emitió este lunes un comunicado en el que niega rotundamente la información del medio polaco. David Frous es el portavoz del ministerio:

El Ministerio de Asuntos Exteriores checo, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo
"Lo que puedo decir en nombre del Ministerio es que la República Checa acata plenamente las medidas existentes y no se han emitido licencias de exportación para el material embargado desde que el embargo entró en vigor.

"Actuamos de acuerdo con las normas y la legislación y evaluamos todas las ofertas de negocios, incluyendo los contratados de antes de que el embargo entrase en vigor. Eso es lo que quiero destacar en relación a la información publicada por los medios polacos".

Alegaciones que han encontrado respuesta en Polonia, desde Rzeczpospolita, asegura que la información es cierta y que poseen las facturas que demuestran cómo las armas se importaban a la República Checa y luego se re-exportaban a Rusia.

Bushmaster, foto: Lagaman, Public Domain
Facturas que en algunos casos son muy recientes, como una de la empresa Exim Arms para el suministro a la empresa rusa Novo-Obninsk, de Kaluga, situada cerca de la frontera occidental de Rusia con Ucrania, de fusiles de combate estadounidenses tipo Bushmaster. Pero, ¿hay alguna manera de comprobar que las armas exportadas no terminen en manos de otra persona? Así responden desde el Ministerio.

Foto ilustrativa: ČT24
"En lo que se refiere al procedimiento general, el Ministerio de Asuntos Exteriores es responsable sólo en parte de todo el proceso de exportación de armas de la República Checa. La información detallada sobre el proceso puede ser ofrecida por el Ministerio de Industria y Comercio. En base a la legislación vigente, no puedo opinar sobre cualquier transacción de negocios individuales”.

De momento, la guerra, ahora en stand by, continúa en el Este de Ucrania con o sin armas de procedencia checa, pero con la certeza de que las piezas de caza pueden ser de muy diversas maneras