Un carrusel histórico volverá al parque de Letná en Praga en verano

El carrusel histórico en Letná de Praga

Figuras de caballos, caballeros en armadura y el sonido de un orquestrión. Tras estar fuera de servicio durante casi dos décadas, un carrusel del siglo XIX volverá al parque de Letná en Praga el próximo mes de julio.

El carrusel histórico en Letná de Praga | Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

Un grupo de restauradores está preparando una nueva atracción para los habitantes y visitantes de Praga. Los que se dirijan al parque de Letná a partir de este verano podrán volver a la infancia y dar una vuelta en el histórico carrusel del barrio que deleitó a grandes y pequeños por primera vez hace más de un siglo.

Después de estar cerrado durante casi dos décadas, el carrusel está casi listo para ser reabierto al público, según anunció recientemente el Museo Técnico Nacional, que se sitúa en el área y administra el monumento histórico y técnico, que es uno de los más antiguos de su tipo en Europa.

El carrusel histórico en Letná de Praga | Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

De hecho, el carrusel nunca desapareció de su sitio, pero el edificio de madera, en mal estado y aparentemente abandonado, no atrae la atención de los transeúntes. No obstante, los que tienen una idea de la belleza que alberga llevan años mirándolo con nostalgia, recordando los paseos que hicieron en el carrusel como niños o incluso como adultos.

La historia de la construcción se remonta a 130 años, según cuenta el director del Museo Técnico Nacional, Karel Ksandr.

“El carrusel fue construido originalmente en 1892 por el carpintero Matěj Bílek y colocado en la localidad de Královské Vinohrady, que en ese entonces aún no formaba parte de la ciudad de Praga. Dos años más tarde, en 1894, el dueño del carrusel, el señor Nebeský, decidió trasladarlo a la capital y escogió este sitio donde se encuentra hoy”.

Karel Ksandr | Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

En ese entonces, Letná ya era un sitio popular entre los habitantes de la capital. Al carrusel se podía llegar utilizando un teleférico que le ahorraba fuerzas a los praguenses que subían al parque desde el río. O, desde el otro lado, utilizando el primer tranvía de la capital, construido por František Křižík.

Cuando el carrusel daba sus primeras vueltas, Praga aún formaba parte del Imperio austrohúngaro, el trono lo ocupaba Francisco José I de Austria y el desarrollo tecnológico apenas estaba ganando velocidad. Lo confirma también la documentación técnica original del carrusel, según cuenta Ksandr.

"El documento indica, por ejemplo, que el carrusel se ponía en movimiento gracias a la presión ejercida por un sirviente que daba vueltas corriendo. Debido a que este sistema resultaba incómodo, el dueño se comprometió a instalar una máquina que propulsara el carrusel”.

Restauración del carrusel histórico de Letná en 2021 | Foto: David Sedlecký,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0

Al pobre hombre lo sustituyó gradualmente un sistema de ruedas dentadas y, más tarde, en los años treinta, un electromotor. El motor actual proviene del año 1981 y, supuestamente, para el administrador del carrusel no fue siempre fácil manejarlo, dado que cuenta con una potencia mayor que causa que el carrusel gire más rápido de lo que acostumbraba anteriormente.

Los más ansiosos por subirse este verano, ya pueden marcar una fecha en sus agendas, dice el director general del Museo Técnico Nacional, Karel Ksandr.

El carrusel histórico en Letná de Praga | Foto: Martina Schneibergová,  Radio Prague International

“El carrusel dará sus primeras vueltas el 11 de julio. Se trata de una fecha muy interesante, porque en ese mismo día, hace 128 años, fue cuando el carrusel fue inaugurado oficialmente en Letná”.

Originalmente, el carrusel iba a reabrirse en febrero de este año, pero el invierno y el coronavirus intervinieron en los esfuerzos. De hecho, no fue el primer intento fracasado de los últimos años. Desde que el carrusel cerró sus puertas en 2004, se lanzaron tres concursos con el fin de restaurarlo y reabrirlo.

No obstante, ahora todo parece avanzar de acuerdo con el plan, según asegura el restaurador Jiří Kmošek.

“Los más difícil ya está listo. La parte estática es estable, ahora solo estamos jugando con la parte visual. Todavía falta bastante, pero todo parece ir bien y nada debería estropear la reapertura”.

El carrusel histórico en Letná de Praga  (1963) | Foto: Česká televize

El lado visual del pabellón de madera en estilo neo renacentista sin duda llamará la atención. La construcción es original al igual que el equipamiento interno del carrusel. La plataforma cuenta con 19 caballos de diferentes dimensiones y cuatro carritos de los años treinta del siglo XX que reemplazaron cuatro bancos de madera originales. Los caballos cuentan con una construcción de metal y la cabeza y las piernas son de madera. Cada uno está cubierto por piel de caballo auténtica. La columna central del carrusel está decorada con figuras de tres caballeros en armadura que parece de hojalata, pero en realidad es de papel maché.

No solo el aspecto visual del carrusel recuerda otros tiempos. Los que se acerquen también podrán apreciar un acompañamiento musical que evoca otras épocas. El Museo Técnico Nacional ha logrado conseguir un orquestrión similar al que tocaba en el sitio hace más de un siglo.

La atracción la podrán disfrutar los niños al igual que los adultos, ya que los caballos más grandes son capaces de cargar a una persona de hasta 120 kilogramos.

14
50.0966488249
14.4251882209
default
50.0966488249
14.4251882209
Autor: Romana Marksová
palabra clave:
audio

Relacionado