Tres dirigentes del fútbol detenidos por evasión fiscal

La policía detuvo este martes a tres dirigentes del fútbol checo por supuesta evasión fiscal. Los detenidos son sospechosos de evadir impuestos en la venta de entradas para la Eurocopa 2004, por lo que podrían ser condenados a hasta 12 años de prisión.

Pavel Mokrý, foto: ČTK
La policía detuvo al ex jefe de la Asociación Checo-Morava de Fútbol, Pavel Mokrý, al ex jefe del Comité Ejecutivo, Václav Chvála, y al ex secretario del ministro de Educación y Deporte, Ladislav Malý.

En 2004, estos tres hombres trabajaban en la dirección de la empresa Fotbal Trading, cuya sucursal aseguraba la distribución de entradas para la Eurocopa de Portugal. La compañía hace frente a acusaciones de haber distribuido billetes por unos dos millones de euros sin pagar impuestos, dijo la portavoz de la Fiscalía de Praga, Štěpánka Zenklová.

“La policía está verificando la sospecha de que tres hombres del directorio de la compañía comercial, Fotbal Trading, que asegura actividades de servicio en el sector futbolístico, cometieron el delito de evasión tributaria y otros pagos obligatorios”, indicó.

Los detenidos rechazan toda acusación. El abogado del ex jefe del fútbol checo, Julius Kramarič, la calificó de insensata e injustificada.

“La venta de entradas corre por cuenta directa de la UEFA que las distribuye por medio de las respectivas asociaciones nacionales. Es decir, que el ingreso no puede declararse como ganancia en la República Checa, sino en la sede central de la UEFA, en Suiza”, subrayó.

Pavel Mokrý, que se desempeñó como jefe de la Asociación de fútbol desde octubre de 2005 hasta junio de 2009, se quejó del procedimiento de la policía. “Me llevaron a la comisaría con las manos esposadas como si fuera un asesino. Después se puso en evidencia que mi nombre no debería ser involucrado en el caso”, señaló.

El martes por la tarde la policía puso en libertad a los tres hombres y, por el momento, acusó sólo a uno de ellos, Ladislav Malý.

Esta mañana los agentes solicitaron a la Asociación de Fútbol todos los datos relacionados con la facturación de la venta de las entradas para la Eurocopa 2004 y pidió la respectiva documentación también a la empresa Travel Service, que se encargó del traslado de los hinchas al campeonato.