Tranvías checos a baterías se dirigirán a la ciudad de Seattle

Foto: Inekon Group

La empresa Inekon Group es la primera en Chequia en terminar el desarrollo de tranvías que funcionan con baterías, y está preparada para su fabricación en serie. El nuevo vehículo ha pasado exitosamente por los últimos tests que se efectuaron en las vías de la ciudad morava de Ostrava.

Foto: archivo de Inekon Group
El primer tranvía de fabricación checa que no depende de la propulsión por cable de tracción fue comprado ya por la ciudad estadounidense de Seattle, que ha suscrito con Inekon Group un contrato para el suministro de siete vehículos de esta categoría por una suma total de casi 30 millones de dólares. Forma parte del contrato una opción para la compra de otros 19 tranvías de propulsión con baterías. La ciudad de Detroit también está interesada en comprar los nuevos tranvías de Inekon Group.

A diferencia de otras compañías del país con semejantes programas de producción, Inekon Group se prepara ya para iniciar la fabricación en serie de estos vehículos, según confirmó Josef Hušek, jefe de la junta de dirección de la empresa. Hušek agregó que durante las pruebas finales del vehículo en Ostrava en condiciones del tráfico cotidiano normal en la ciudad, el tranvía superó unos nueve kilómetros gastando el 40% aproximadamente de la capacidad de su batería.

La batería para el nuevo tranvía fue fabricada para Inekon Group por la compañía francesa Saft, en base a un proyecto elaborado conjuntamente. El surgimiento de este tipo de tranvías es una reacción a la creciente demanda en el mundo de vehículos híbridos que no dependan de los sistemas de cables de tracción. Los tranvías de Inekon Group pueden ser aprovechados en los centros históricos de las ciudades o en lugares de complicados cruces con líneas de trolebús.