Teléfono de atención ayudará a los veteranos militares

r_2100x1400_radio_praha.png

La Ministra de Defensa, Vlasta Parkanová, considera que el apoyo a los veteranos es una de las prioridades de su cartera. Por eso, desde agosto, una consultoría telefónica y una red de centros de atención estarán a disposición de los ex combatientes de la Segunda Guerra Mundial.

En la República Checa viven más de 2000 veteranos de la Segunda Guerra Mundial. En la mayoría de los casos se trata de personas mayores de 80 años. Muchas de ellas no saben exactamente qué beneficios les conciernen y qué servicios pueden obtener del Estado. Desde agosto, tendrán a su disposición un asesoramiento telefónico y una red de 70 centros de atención bajo la custodia de la organización estatal Establecimientos militares para el descanso y el bienestar. En el número gratuito, 800 111 603, los veteranos recibirán una ayuda o un consejo directo. En casos más complicados, los trabajadores de la consultoría les pondrán en contacto con asesores en uno de los 70 centros de atención en todo el país. Victor Meca, el asesor de la Ministra de Defensa, menciona algunos de los tipos de ayuda que tienen a su disposición para los ex combatientes.

"Se trata de suplementos a las pensiones, y de contribuciones para servicios de terapia, de recreo o de descanso. Los veteranos pueden disfrutar de servicios de guardería y ofrecemos también una contribución para que puedan acceder a hogares para personas mayores. Por supuesto, el Ministerio mismo dispone de sus propios establecimientos, operamos hogares para veteranos de guerra."

En la actualidad, el Ministerio de Defensa dispone de dos hogares para veteranos, uno en Praga y otro en Karlovy Vary. Para noviembre está prevista la inauguración de un centro especial para personas con enfermedades de larga duración en Olomouc. Se planea la inauguración de otro centro tipo hogar para veteranos de guerra cerca de Kolín que podría ayudar a 35 de ellos ya este otoño. Miloslav Masopust, uno de los veteranos de guerra, aprecia la creación de la nueva consultoría telefónica, pero sostiene que su utilidad se confirmará tan sólo durante los próximos meses. Masopust opina que la ayuda a los veteranos de la Segunda Guerra Mundial llega tarde. "Es importante sobre todo encontrar un sitio digno, donde puedan vivir los veteranos. Si se espera demasiado tiempo, ya no lo necesitaremos", añade.