Staropramen celebra 150 años

Cervecería de Smíchov

La primera cerveza Staropramen la preparó el cervecero Petr Quaiser el 1 de mayo de 1871. La cervecería se levantó en el mismo corazón de Smíchov, ahora barrio de Praga, que por aquel entonces era una zona industrial donde la sed por la cerveza nunca se apagaba y las cervecerías brotaban como setas después de la lluvia.

La cervecería de Smíchov contaba con una concepción moderna y un capital considerable. Además, Staropramen era percibida como una cervecería checa que elaboraba cerveza checa, algo que era música para los oídos de los diferentes grupos de patriotas que se reunían en los locales. En 1880 visitó la cervecería el mismísimo Francisco José I de Austria y dejó testimonio de ello en el libro de visitas: apuntando su nombre en checo y elogiando la calidad de la cerveza en alemán.

Cervecería de Smíchov | Foto: Pivovary Staropramen

Para 1891, la cervecería de Smíchov había superado la producción que se había planteado y se convirtió en una de las cervecerías más grandes de Europa Central. Siguió un periodo de crecimiento y prosperidad, hasta que llegaron los años difíciles de la Gran Guerra, cuando los cerveceros se vieron obligados a preparar la cerveza con sustitutos para sobrevivir. No obstante, el periodo de entreguerras fue uno de los más exitosos en la historia de la cervecería. Staropramen conquistó Praga a expensas de otras cervezas capitalinas e incluso de la famosa Pilsen, que logró defender su posición solo en algunas de las cervecerías más famosas de la capital.

Foto: Pivovary Staropramen

Por aquel entonces Staropramen se convirtió en la cervecería checoslovaca número uno. Junto con Pilsner Urquell y Gambrinus se mantuvo a la cabeza de la industria cervecera hasta los años noventa, cuando Checoslovaquia, tras la caída del comunismo, vivió un periodo marcado por grandes cambios, al igual que quiebras inesperadas y fortunas que se hacían de un día para otro. Muchas de las grandes marcas no lograron sobrevivir a aquellos años turbulentos, un destino que casi fue también el de Staropramen.

Staropramen | Foto: Pivovary Staropramen

En 2012, Staropramen pasó a formar parte del gigante cervecero Molson Coors. La unión con la cervecería canadiense, cuya historia se remonta a finales del siglo XVIII, parece ser una relación a larga distancia, pero Molson figura desde hace tiempo entre las compañías cerveceras más grandes del mundo y controla gran parte del mercado americano, así como numerosas cervecerías en Europa.

En el mismo corazón del continente, en el barrio de Smíchov, se elabora desde hace 150 años uno de sus grandes triunfos, la cerveza checa Staropramen.

14
50.07530852531119
14.405656171915227
default
50.07530852531119
14.405656171915227
palabra clave:

Relacionado

  • Aniversario de la semana

    Efemérides interesantes de la historia checa

  • Cervecerías de Praga

    Los checos son los mayores consumidores de cerveza per cápita del mundo. Radio Praga les ofrece una serie dedicada a las cervecerías más famosas de Praga.