Soldados checos participarán en la misión de la OTAN en Macedonia

r_2100x1400_radio_praha.png

La Alianza Noratlántica se prepara para el envío de más de tres mil efectivos a Macedonia. En la misión participarán también soldados checos, cuya tarea consistirá en la vigilancia del Estado Mayor de la operación "Essential Harvest".

A la capital macedonia de Skopje se dirigirán los paracaídistas del batallón de intervención rápida, dislocado en la ciudad checa de Chrudim. Según informó el jefe del Estado Mayor checo, Jirí Sedivý, la unidad checa debería ocupar sus puestos en el curso de los cinco días siguientes a la emisión de la orden para el inicio de la operación. "Los soldados checos van a cumplir en Macedonia una tarea de gran prestigio que se les otorga realmente a los mejores," destacó el general Sedivý.

La compañía checa en Macedonia debería incluir un máximo de 120 soldados, y aprovechar la trastierra de la unidad checa de KFOR en Kosovo.

Según los analistas, la Alianza Atlántica es optimista respecto a la situación en Macedonia. La guerrilla albanesa tendrá que deponer las armas de forma voluntaria para que la OTAN acepte cumplir la misión. Se espera que el proceso de desarme dure aproximadamente un mes, sin embargo, será muy difícil. La Alianza no dispone de antecedentes precisos acerca del tipo de armas que poseen los insurrectos.

Los analistas destacan asimismo que la propia llegada de los efectivos noratlánticos, incluyendo los 120 soldados checos, enfrentará varios problemas. ¿Hasta cuando hay que prolongar el alto el fuego para que sea suficiente? Al mismo tiempo, la llegada tiene que ser discutida previamente tanto con los políticos eslavos como con los rebeldes albaneses. ¿Existe un mapa de minas subterráneas? ¿Quién las desactivará? Y hay que contar con muchas otras incógnitas y peligros. Entonces, todo indica que Macedonia puede convertirse para la OTAN en una pesadilla.

Autor: Vít Urban
audio