Škoda Auto suspende su producción por varias semanas

Фото: Škoda Auto

Škoda Auto, el mayor productor de automóviles de la República Checa, suspenderá su producción a partir de este miércoles por la noche. El fabricante checo se une a la decisión del Grupo Volkswagen del que forma parte como respuesta a la pandemia del nuevo coronavirus.

Foto: archivo Škoda Auto

Škoda Auto es una de las empresas clave de la economía nacional. Emplea a más de 30 000 personas y de ella depende un gran número de subcontratistas. El presidente del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, dijo que el “claro deterioro” de las ventas y la “incertidumbre sobre los suministros“ les ha obligado a cerrar la mayoría de las 77 fábricas que tienen en Europa por un periodo de entre dos y tres semanas.

Foto: archivo TPCA
El líder sindical de Škoda Auto, Jaroslav Povšík, dijo a los medios de comunicación que la situación existente requiere medidas que ayuden a proteger a los trabajadores e impidan la expansión del nuevo coronavirus. Škoda Auto había confirmado con anterioridad que dos empleados se habían contagiado con el nuevo coronavirus.

Partiendo de esta realidad, y antes de la decisión de cierre anunciada por el Grupo Volkswagen, los sindicatos de Škoda Auto habían recomendado la suspensión de la producción en las plantas de Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí donde 20 000 personas trabajan en las líneas de producción.

Los empleados recibirán el 70 % del salario del 18 al 29 de marzo, luego el 75 %. “Nuestro objetivo es mantener a todos los empleados a bordo, incluso en este momento difícil. Por el momento, es imposible predecir con certeza qué impacto tendrá esta crisis en la sociedad o cuánto durará”, dijeron fuentes de la gerencia de la compañia en una carta dirigida a los empleados.

Zdeněk Petzl, Director Ejecutivo de la Asociación de la Industria Automotriz, dijo a los medios de comunicación que la suspensión de la producción es una medida desagradable para el sector, pero inevitable para luchar contra el nuevo coronavirus y proteger la salud de la población.

De acuerdo con Petzl, el cierre de la producción en Škoda Auto tendrá un gran impacto económico a nivel general, tomando en cuenta el aporte de esta empresa a la economía nacional.

Zdeněk Petzl, foto: Ondřej Tomšů
“Aunque Škoda Auto no es el único comprador de accesorios y repuestos, para muchos proveedores checos representa entre el 20 % y el 30 % de la producción. Obviamente, tanto para los fabricantes de automóviles como para toda la cadena de suministros, el impacto económico general de las medidas contra el coronavirus será enorme”, insistió Petzl.

Además de Škoda Auto, otras grandes empresas de la industria automotriz afincadas en Chequia, anunciaron el cierre temporal de su producción. El fabricante de automóviles con sede en la ciudad de Kolín, Toyota Peugeot Citroën Automobile (TPCA), también detendrá la producción a partir de este miércoles.

El portavoz de TPCA, Tomáš Paroubek, indicó que el trabajo podría interrumpirse hasta el viernes 17 de abril. La medida afectará a unas 2500 personas que laboran en la planta.

La compañía Toyota Peugeot Citroën Automobile es uno de los grandes exportadores de la República Checa y el mayor empleador en la región de Kolín.