Símbolos agrícolas

r_2100x1400_radio_praha.png

En el verano suelen ser noticia en Chequia los pictogramas que aparecen en los trigales. Este año han aparecido figuras geométricas de trigo acamado en una veintena de lugares.

En las afueras de tres pueblos de la comarca de Sumperk han sido vistos recientemente grandes círculos de trigo acamado. A la región no tardaron en acudir miembros del Club de Psicotrónica y del Estudio de los ovnis, de la ciudad de Pilsen, que registran estos fenómenos en la República Checa. Lubos Safarík, del citado Club, dijo a la prensa que el diámetro de los símbolos es de 60 metros. El mayor pictograma registrado en el país tenía un diámetro de cien metros. Safarík explica que los círculos resultan de una actuación térmica sobre las espigas que afecta la estructura celular de la planta. No se sabe, sin embargo, qué o quién provoca este fenómeno.

En el pueblo de Ruda, en la comarca de Sumperk, los pictogramas han aparecido ya por tercera vez consecutiva. El testigo Petr Turek relata que descubrió un círculo a unos 50 metros de sus casa, pero dice que no encontró pistas conducentes al trigal. La noche anterior tampoco registró nada anormal. Sus dos mastines que suelen reaccionar al más leve ruido tampoco reaccionaron. El año pasado también apareció un pictograma cerca de la casa de Petr Turek, pero la última vez estaba mucho más próximo.

En Bohemia Occidental, en la comarca de Rokycany, apareció un pictograma en un trigal consistente en tres círculos concéntricos, mientras que en la comarca de Decín, miembros del Club de Psicotrónica de Pilsen, registraron dos círculos concéntricos.

Ivan Kloc, trabajador de una imprenta sita en la ciudad de Tábor, en Bohemia del Sur, sostiene que el pictograma de Decín representa una advertencia ante un futuro terremoto. Se trata, sin embargo, de un pictograma sencillo que, a juicio del señor Kloc, no permite determinar qué zona del globo será afectada por el seísmo.

Basándose en un pictograma aparecido en los trigales cercanos al castillo de Karlstejn, Ivan Kloc pronosticó el año pasado tres seísmos.Al estudioso de los fenómenos enigmáticos se le ocurrió que el pictograma podría representar tres zonas del globo terrestre vistas desde el espacio y que serían asoladas por terremotos: Turquía, Taiwan y la Ciudad de México.

Ivan Kloc, quien acertó en sus pronósticos, opina que los pictogramas en el trigo son una advertencia de una inteligencia superior extraterrestre. Los científicos se mantienen, sin embargo, muy escépticos. El Dr. Oldrich Hlad, del observatorio astronómico de Petrín, en Praga, afirma: "Soy escéptico. Si los pictogramas guardan relación con las influencias meteorológicas, no lo sé. Más bien creo en la posibilidad de que sean hechos por personas."