Semafor, 45 años de teatro, música y canciones

r_2100x1400_radio_praha.png

Nadie les conocía. Sobre sus espaldas cargaban varios fracasos, pero estaban decididos a continuar, y más que eso, querían triunfar...y lo lograron. El Teatro Semafor cumplió 45 años de existencia y hoy es catalogado como uno de los más importantes del país.

Entre las figuras más importantes de Semafor destacan el letrista Jiri Suchý y el compositor Jirí Slitr. El Teatro Semafor abrió sus puertas al público por vez primera el 30 de octubre de 1959, entonces Suchý era un actor de poca monta y Slitr más bien se había dedicado a la pintura.

A partir de ese momento en el Teatro Semafor se dieron la mano la poesía y la música pop, y de su unión nació noche a noche un espectáculo que cautivó a todos los públicos.

El surgimiento de Semafor, y su enorme popularidad, fue una reacción a la opresión cultural de los años 50. En los 60, el régimen comunista aguantaba a regañadientes el teatro Semafor, pero el público lo amaba. Muchos espectadores pasaban la noche en un saco de dormir ante la taquilla de Semafor para tratar de adquirir entradas que estaban siempre agotadas.

Suchý y Slitr compusieron unas 300 canciones, el primero se encargó de la letra y el segundo de la música. La genial pareja concibió Semafor como un teatro musical, con un humor poético e inconfundible.

Tras diez años de cosechar éxitos, una tragedia hirió casi de muerte al grupo teatral. En 1969 falleció Jirí Slitr. Su muerte fue misteriosa. Jirí Suchý opina que Slitr falleció por una mala casualidad. Sin embargo, surgieron especulaciones de que Jirí Slitr se hubiera suicidado, decepcionado por la agobiante atmósfera de la Checoslovaquia ocupada por las tropas soviéticas en 1968. Otros aseguraron que se trató de problemas sentimentales.

Desde los años 70, Jirí Suchý actúa con una nueva pareja cómica: la actriz y cantante Jitka Molavcová, mientras que Ferdinand Havlík se encarga de las composiciones.

Con altibajos el Teatro Semafor ha logrado mantenerse durante 45 años. El último episodio amargo fue durante las inundaciones de hace dos años que acabaron con las instalaciones del Teatro Semafor en el barrio Karlin de Praga. Pero el espectáculo de Semafor se presenta en diferentes lugares de la capital y en provincias hasta que se termine la reconstrucción de su propio teatro en el que esperan festejar como mínimo otros 45 años.