Se presenta el primer candidato a la presidencia checa

Igor Sládek, foto: ČT

Igor Sládek, empresario de la ciudad de Náchod, Bohemia Oriental, es la primera persona en anunciar oficialmente su candidatura a la presidencia de la República Checa. Los comicios presidenciales se celebrarán dentro de dos años, cuando termina el mandato de cinco años del actual mandatario, Miloš Zeman.

Igor Sládek, foto: ČT
Sobre quién será el nuevo presidente checo se decidirá a comienzos de 2018. Por el momento se interesa por ese cargo el empresario Igor Sládek, de 61 años de edad, quien en los años 80 emigró a Alemania y posteriormente se asentó en Estados Unidos, para más tarde, tras los cambios democráticos en Checoslovaquia, regresar a este país. Su candidatura la anunció oficialmente hace poco y, en declaraciones a la Televisión Checa, acotó que confiaba en sus capacidades.

”Soy una persona que vivió la mitad de su vida en Estados Unidos y la otra en Chequia. O sea, que pude conocer dos sistemas socio-políticos diferentes y puedo comparar. Por ejemplo, cuando veo lo que se ha hecho en el sector de Salud checo en los últimos 25 años, debo decir que es un desastre absoluto”.

Presentación de Igor Sládek en el periódico 'Mladá Fronta Dnes', foto: archivo de MF Dnes
Sládek no es muy conocido en el ambiente checo. Por esta razón el primer candidato presidencial decidió aprovechar la prensa, y con regularidad publica en los periódicos nacionales sus comentarios sobre diversos temas de actualidad, por ejemplo sobre la crisis migratoria.

Otras personas que barajan la posibilidad de presentarse en las elecciones son el economista Jan Švejnar, quien había sido candidato presidencial también en los comicios anteriores, y el letrista Michal Horáček, según admitió en entrevista para la Radiodifusión Checa.

Michal Horáček, foto: Alžběta Švarcová, ČRo
”Considero que debería hacerlo. Depende del apoyo que tenga, y también de si habrá otro candidato interesante con cuyas opiniones me pueda identificar y que tenga mayores perspectivas”.

Los preparativos para las elecciones presidenciales en Chequia los comentó en reciente entrevista para la Radiodifusión Checa el destacado profesor universitario y psiquiatra, Cyril Höschl. Indicó que para este país es característico que muchos de los candidatos suelen ser personas que casi nadie conoce, que se sobreestiman y desean tener el poder en sus manos. Según Höschl, un candidato presidencial debería ser una persona conocida y respetada por sus actividades en algún sector de la vida pública.

Cyril Höschl, foto: Jan Sklenář, ČRo
”Creo que lo mejor es cuando el candidato a la presidencia de la República puede decir: “Estoy aquí, trato de ayudar, hago algo a favor de este país”. No es posible aparecer en público una vez cada cinco años, antes de las elecciones, y mientras tanto no hacer nada y que nadie sepa de mí. Es importante que la opinión pública pueda conocer bien al futuro candidato, saber lo que puede esperar de él”.

El actual presidente, Miloš Zeman, dijo hace algún tiempo, que su eventual candidatura para el segundo mandato presidencial la anunciaría un año antes de celebrarse los comicios. Sobre el futuro presidente de la República Checa decidirán los ciudadanos en elecciones directas.