Se inician las nuevas restricciones mientras se huele un nuevo endurecimiento

Foto: ČTK/Vít Šimánek

En Chequia entran en vigor nuevas restricciones este viernes. No obstante, el número de contagios en auge y el índice de riesgo que registran algunas regiones sugieren que el Gobierno podría seguir apretando las tuercas.

El jueves se registraron en Chequia 7590 nuevos contagios de coronavirus, 1700 más que el mismo día de la semana anterior y han dado positivo el 27,9% de las pruebas, el mayor número desde mediados de noviembre.

Jan Blatný,  foto: ČTK / Roman Vondrouš

En vista del deterioro de la situación epidemiológica, el Gobierno decidió ya el lunes que el país pasaría el viernes al nivel 4 del sistema antiepidémico PES, con las restricciones correspondientes.

El hecho de que los parámetros monitoreados por la cartera de Salud se vuelven menos favorables, fue confirmado asimismo por ministro Jan Blatný en rueda de prensa este jueves.

“Los números empiezan a crecer otra vez. Aunque aún no registramos una carga extrema en los hospitales, el número de hospitalizados aumenta. Y hay que tener en cuenta que la cifra de contagios diarios supera los 8000”.

A partir de este jueves cierran hoteles, museos y galerías y los restaurantes solo podrán vender por medio de ventanillas. Vuelve también el toque de queda, desde las 11 horas de la noche hasta las 5 de la mañana, y se permiten reuniones de un máximo de seis personas. Los comercios permanecen abiertos, pero solo pueden acoger a un cliente por cada 15 metros cuadrados.

Las nuevas restricciones también limitan las actividades deportivas no profesionales, cierran piscinas y gimnasios. Solo pueden continuar las competiciones deportivas profesionales que sean capaces de cumplir con estrictas medidas antiepidémicas que incluyen pruebas de COVID-19 regulares.

Foto ilustrativa: TheoRivierenlaan / Pixabay CC0

A partir de este viernes se ve modificado asimismo el máximo de personas que pueden acudir a ceremonias religiosas. Tras solicitarse que se hiciera una excepción, el ministro de Salud confirmó que la tradicional Misa del Gallo podrá celebrarse, y eso a pesar de que a medianoche ya rige el toque de queda.

No obstante, las demás restricciones se aplicarán sin cambios y el ministro llamó a la responsabilidad ciudadana.

Foto: Michaela Danelová,  ČRo

“Hablé con representantes del arzobispado de Praga al respecto y les pido también a ustedes que cumplan con las medidas antiepidémicas. La capacidad de las iglesias se verá limitada el 20% de los sititos para sentarse. Sobre todo, les pido que lleven mascarillas, porque los creyentes son en gran parte personas mayores y hace falta que todos hagamos lo posible para que el virus no se propague”.

Las restricciones que entran en vigor este viernes corresponden al nivel cuatro del sistema antiepidémico PES, creado para monitorear la pandemia en Chequia e informar a la población. No obstante, el índice de riesgo en Chequia subió a 76 puntos este viernes, resultado que, sobre la escala del Ministerio de Salud, supone el nivel cinco de riesgo.

Foto ilustrativa: Fernando Zhiminaicela,  Pixabay / CC0
En algunas regiones el índice se sitúa incluso en 81 puntos. Donde la situación sigue siendo más favorable es en Praga, cuyo índice de riesgo corresponde aún al nivel tres.

Durante la rueda de prensa del jueves, el ministro de Salud, Jan Blatný, abordó asimismo el tema de la vacunación en Chequia, que ha generado controversia en los últimos días. En primer lugar, por la falta de una campaña de concienciación para la población y, en segundo, por el temor de algunos de que se verá violado el derecho a decidir sobre los tratamientos médicos que reciben. Más específicamente, el debate se ha desarrollado en torno a la cuestión de si será posible que los ciudadanos escojan la vacuna que les será aplicada, ya que a Chequia le serán suministrados varios tipos.

Foto ilustrativa: 46173,  Pixabay / CC0
No obstante, el ministro Blatný aseguró el jueves que las limitaciones al escoger se darán únicamente por cuestiones técnicas o de abastecimiento y que los derechos de los ciudadanos no se verán perjudicados.

"Se ha debatido la cuestión sobre si las personas podrán elegir la vacuna. Me gustaría advertir que no todas las vacunas estarán disponibles en todos los centros de vacunación. Algunas, por ejemplo, no pueden ser distribuidas a médicos de cabecera. Así que no se verá afectado en absoluto el derecho de las personas a ser informadas sobre las vacunas, y siempre podrán rechazarla, porque es voluntaria, pero por cuestiones técnicas no será posible elegir la vacuna en todos los casos”.

El Gobierno acordó asimismo prolongar el estado de emergencia. Este concluye en Chequia el 23 de diciembre y la decisión sobre la posible prórroga le corresponderá a la Cámara de Diputados. El ministro Blatný afirmó, no obstante, que su aprobación es vital para que se puedan seguir aplicando las restricciones del nivel cuatro y cinco del sistema antiepidémico, ya que no es posible introducir un toque de queda fuera del estado de emergencia.

Esta semana el número total de víctimas que fallecieron debido al COVID-19 superó las 10 000. En la actualidad se encuentran contagiadas casi 73 000 personas, 4617 están recibiendo tratamiento en hospitales.

palabra clave:
audio