Salvador de niños judíos, Nicholas Winton, retornó a Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

"La fuerza del humanitarismo" es el nombre del nuevo documental del cineasta eslovaco, Matej Minác, cuyo estreno mundial se realizó en Praga. La película narra la historia del inglés Nicholas Winton, conocido salvador de niños judíos, quien también asistió al estreno en la capital checa.

Nicholas Winton, hoy de 92 años de edad, afirma que siempre le es muy grato regresar a Praga, por encontrarse aquí con muchos amigos, pero agrega que no se puede vivir sólo del pasado.

Entre 1938 y 1939, el joven inglés, Nicholas Winton, que por aquellas fechas ejercía de banquero en la capital de la Checoslovaquia de entonces y junto con varios amigos organizó seis transportes de niños judíos desde Praga a Londres, salvándolos así de los nazis. Winton ayudó a salvar a 669 niños judíos procedentes de Checoslovaquia, Austria y Alemania. El último tren con 250 niños debía salir hacia Inglaterra el 1-ro de septiembre de 1939, pero los nazis impidieron su salida de Praga y a sus pequeños pasajeros los enviaron a campos de concentración, de los que ninguno regresó.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Nicholas Winton trabajó en varias organizaciones humanitarias de la UNESCO, manteniendo siempre en secreto la historia de los niños judíos a quienes había ayudado a escapar de la muerte. Recién en 1988, su esposa descubrió casualmente en la casa unos documentos que testimoniaban la participación de Winton en la salvación de ninos judíos en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.

Nicholas Winton rechaza el calificativo de héroe, afirmando que "era necesario que alguien salvara a esos niños" y que "cualquier otro lo habría hecho". Por otra parte, Winton, quien vive del presente y considera que el pasado es un capítulo cerrado, sostuvo estar preocupado por el crecimiento del movimiento neonazi registrado últimamente en Europa. El humanista inglés considera que las raíces de ese fenómeno cabe buscarlas en la educación de los ninos en el seno familiar, así como en la escuela. Nicholas Winton insiste en la necesidad de explicar constantemente lo que fue el nazismo y los sufrimientos que éste impuso a la Humanidad.