Rosický está bien y con ganas de jugar en la Eurocopa

Томаш Росицкий (Фото: Мирослав Буреш, Чешское радио)

Tomáš Rosický se incorporó a los preparativos de la selección checa de fútbol en vista de la Eurocopa de Francia. El capitán del cuadro nacional era duda para el campeonato debido a sus lesiones sufridas últimamente, pero todo indica que se ha recuperado a tiempo.

Tomáš Rosický, foto: Miroslav Bureš, ČRo
La trayectoria de Tomáš Rosický podría servir muy bien de argumento para un tópico filme sobre un futbolista que llega a la cima, y siempre que se encuentra en su mayor auge cae abatido por una lesión. No obstante, el jugador jamás se rinde, no pierde la esperanza y siempre se recupera.

El centrocampista ganó tres títulos ligueros con el Sparta de Praga. Luego triunfó en la Bundesliga con el Borussia Dortmund, con el que llegó a la final de la Copa de la UEFA en 2002. Dos años más tarde llegó con la selección checa hasta las semifinales de la Europa de Portugal. En las últimas dos temporadas se hizo con la Copa inglesa con el Arsenal.

Sin embargo, a lo largo de su carrera sufrió numerosas lesiones que lo derrumbaron una y otra vez. El centrocampista de 35 años de edad subrayó que son los fans los que siempre le dan fuerzas para procurar volver a la cancha.

Tomáš Rosický, foto: ČTK
“He recibido numerosos mensajes de hinchas de todo el mundo, que decían que mi historia es una gran inspiración para los demás. En ese momento ya no jugaba solo por mí mismo. Un muchacho emplazado en un campo de Siria incluso me escribió que su último deseo que le queda en la vida es volver a verme jugar un día. Eso es un extremo, por supuesto, pero a uno le impacta. Eso pone en evidencia el gran alcance e influencia que tiene el fútbol. Fue uno de los impulsos para mi regreso. Me di cuenta en que tenía que seguir, que no podía terminar de esa forma”, dijo.

Rosa entrena pero le falta práctica

Rosa, como le llaman los hinchas checos, se recuperó en enero de una lesión en la rodilla. Pero pudo jugar con el Arsenal solo 19 minutos en la Copa inglesa para volver a lesionarse, esta vez en el músculo femoral.

Pavel Vrba, foto: ČTK
El centrocampista así no pudo volver a incorporarse al primer equipo de los Gunners. Esta temporada jugó apenas cuatro partidos con el cuadro Sub-21.

Ahora afirma que se siente bien, pero en todo caso pidió al seleccionador, Pavel Vrba, que lo enviara a casa sin compromiso en caso de no estar convencido de su forma.

“Todo está en orden. Desde la última lesión llevo dos meses en pleno entrenamiento. Pero me falta práctica, porque no he jugado muchos partidos. Podría jugar de inmediato en la Eurocopa Sub-21, eso sí. Pero los partidos que he jugado en esa categoría naturalmente no sirven de indicador, no muestran nada”, expresó.

Tras diez años, Rosický abandonará en verano el Arsenal y la hinchada del Sparta de Praga espera que el gran ídolo regrese al club que le sirvió de trampolín en su trayectoria.

El centrocampista no descartó esa posibilidad, aunque adelantó que decidirá más tarde, ya que ahora se concentra plenamente solo en la Eurocopa. La selección checa se trasladará este miércoles a Austria, donde jugará dos amistosos: este viernes contra Malta y el próximo miércoles contra Rusia.

Cuatro días más tarde se medirá en casa con Corea del Sur y el 8 de junio viajará a Francia, donde se enfrentará sucesivamente a España, Croacia y Turquía en la fase de grupos.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio