Rigen en Chequia medidas extraordinarias contra avance del nuevo coronavirus

Foto: ČTK / Michal Krumphanzl

Las medidas extraordinarias aprobadas por el Consejo Nacional de Seguridad han entrado en vigencia. A partir de este miércoles las escuelas de todo el país, con excepción de los preescolares, están cerradas. Un día antes fueron suspendidos todos los actos con más de 100 personas. A pesar de estas y otras medidas el número de infectados sigue creciendo en el país.

Foto: ČTK / Michal Krumphanzl

El mayor número de personas infectadas de coronavirus en Chequia ha sido registrado, al menos por el momento, en Praga. La aplicación de medidas extraordinarias se ha notado, por ejemplo, en una significativa reducción del número de personas en los medios de transporte público capitalinos que no iban repletos como es lo habitual.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Kateřina Šulová
El ministro de Salud Adam Vojtěch ha indicado que, a pesar de las medidas extraordinarias, no se pueden descartar brotes de coronavirus en el interior del país, por lo que se toman precauciones para reducir la expansión del virus y detectar a los contagiados, según indicó a la Radio Checa.

“Cada día aumenta la necesidad de realizar más exámenes a las personas con sospecha de contagio. Nos concentraremos en la intensificación de estas tareas en cooperación con los hospitales, tomando en cuenta la capacidad de personal disponible”.

Desde este martes por la noche entró en vigencia la prohibición de eventos públicos con más de cien personas. Esto ha conllevado a la cancelación de un gran número de actividades, entre ellas diferentes festivales, conciertos, representaciones de teatro y proyección de películas en los cines.

Robert Plaga, foto: Michaela Danelová, ČRo
Partiendo de la seriedad de la situación el ministro de Educación, Robert Plaga, y otros miembros del Gobierno no se han atrevido a calcular por cuánto tiempo permanecerán cerrados los centros de enseñanza.

El cierre de las aulas afecta a un millón 700 mil estudiantes, por lo que las escuelas, colegios y universidades aplican, dentro de sus posibilidades, programas de estudio a distancia con ayuda de internet.

Tomando en cuenta dicha medida, empresas de transporte público de varias ciudades anunciaron que reducirán sus servicios. Los autobuses y tranvías aplicarán los horarios de la temporada de verano. Medidas higiénicas extraordinarias regirán en todos sus vehículos incluidos los ferrocarriles, tal y como indicara Martin Farář portavoz de la empresa Arriva.

“Limpiamos con desinfectantes todas las barras, asientos, pisos, interiores en general de nuestros trenes y autobuses para evitar el contagio de los pasajeros”.

Miloš Zeman, foto: Igel B TyMaHe, Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0
Las medidas extraordinarias contra la expansión del coronavirus afectan la economía del país. El primer ministro Andrej Babiš anunció que mantendrá conversaciones al respecto con la dirección del Banco Nacional para trazar un plan de ayuda.

Por su parte, el presidente de la República, Miloš Zeman, en declaraciones a la televisión privada Nova tuvo un mensaje claro.

“En caso de que se registre una desaceleración de la economía, todo dependerá del tiempo que dure la epidemia, debemos entenderlo como el precio que debemos pagar, para evitar que los muertos se cuenten en decenas o centenares”.

Las medidas contra la expansión del nuevo coronavirus y la detección de personas con síntomas de infección prosiguen en 10 cruces fronterizos con Alemania y Austria. Informaciones de los equipos de control indican que el martes fueron controlados de manera aleatoria 43000 automóviles y fueron detectadas 162 personas con sospecha de coronavirus. Controles similares se realizan en los trenes de rutas internacionales.