Resumen económico

Děčín, photo: Ondrej.konicek, CC BY 3.0 Unported

La oposición de la mayoría de los checos a abandonar la corona en pos del euro, el proyecto de ley para perseguir a quienes tienen bienes adquiridos ilegalmente, el apoyo del Gobierno a los minoristas y el proyecto de incrementar el transporte fluvial son algunos de los temas que repasaremos en 'Economia Checa'.

El 70% de los checos en contra del euro

Foto: Comisión Europea
Al menos un 70% de los checos prefiere no entrar en el Eurogrupo y abandonar la corona checa, siendo el Estado miembro con un mayor porcentaje de su población en contra. Sólo el 26% de los encuestados creen que su adopción traería medidas positivas a la economía de Chequia.

En el otro lado de la balanza, lo países en los que los ciudadanos mostraron un mayor respaldo a cambiar sus monedas nacionales por el euro son Rumanía, con un 68 % de los encuestados a favor, seguido por Hungría (60%), Bulgaria (55%) y Croacia (53%).


El Gobierno aprueba proyecto de ley para perseguir a quienes tienen bienes adquiridos ilegalmente

Foto ilustrativa: Kristýna Maková
El gobierno de coalición ha aprobado un proyecto de ley que pretende servir como un instrumento crucial en la reducción de la evasión fiscal. El plan pretende dar a los administradores tributarios el derecho a preguntar sobre el origen de la propiedad en relación con la declaración de la renta y nivelar un alto impuesto a los activos adquiridos ilegalmente.

Según la propuesta de la Delegación de Hacienda, sus inspectores tendrían derecho a preguntar sobre el origen de la propiedad no registrada por un valor superior a 255.000 euros, y, si éstos no están satisfechos con la explicación dada, imponer un impuesto sobre el defraudador de entre el 15% y el 40% del valor del bien.


Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia se unen contra el abuso de los grandes distribuidores

Foto: archivo de Radio Praga
Los ministros de Agricultura de los países de Visegrad, junto con Bulgaria, Rumanía y Eslovenia, acordaron el pasado martes una declaración conjunta en la que piden a la Comisión Europea que tome medidas para obstaculizar el poder económico supuestamente excesivo de las cadenas de distribución en las relaciones con sus proveedores.

Los ministros sostienen que los precios actuales de los alimentos son tan bajos que a menudo están por debajo de los costos de producción, y que ya no es posible tolerar el actual estado de cosas, cuando una parte de la cadena de suministro de alimentos está abusando de su poder a expensas de los otros. Esperan que las nuevas medidas incluzan una distribución más equitativa de los márgenes entre los proveedores de alimentos y los minoristas.


El Gobierno checo apuesta por el transporte fluvial

Elba en Děčín, foto: Ondrej.konicek, CC BY 3.0 Unported
La República Checa pretende aumentar considerablemente el transporte fluvial, que ahora penas representa el 1% de la carga transportada en el país. Para coseguirlo, sería fundamental convertir el río Elba en navegable en todas sus partes, un proyecto que lleva 20 años parado y que ahora pretenden reactivar.

Zeman es el principal patrocinador de un plan de infraestructuras enorme para unir los ríos Danubio, Elba y Oder con nuevos canales que se extenderían por unos 370 kilómetros, en su mayoría a través de Moravia del Este. Estarían conectados por un sistema 'Y' de canales. Conseguir la navegación del Elba y la conexión con Hamburgo sería la clave para conseguir este megalómano proyecto.

El proyecto podría costar entre 100 y 150 millones de euros, pero el sistema de vías resultante podría ser capaz de enviar alrededor de 9,5 millones de toneladas de mercancías al año con puntos de venta finales en los mares del Norte, Báltico y Negro.