Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

Un nuevo método de uso del ADN en el criminalismo; Eslovaquia no respeta el acuerdo sobre la protección de inversiones; los checos consumen anualmente drogas por valor de 200 millones de euros; el concierto de Roger Waters en Praga, ésos son algunos de los temas que comentan este lunes los diarios del país.

Científicos checos participan en el desarrollo de un método criminalista revolucionario, destaca en portada el diario Mladá Fronta Dnes. La información genética obtenida del pelo o de la saliva podría revelar en el futuro el color de los ojos, la etnia y las deficiencias de salud del delincuente.

Según el experto checo, Daniel Vanek, los especialistas en genética se esfuerzan en inventar un examen complejo, que ayudaría a los agentes a crear el aspecto del sospechoso por medio de una muestra de su ADN, igualmente como lo hacen hoy día los dibujantes utilizando el muestrario de varios tipos de narices y peinados, escribe el rotativo. El proyecto podría llevarse a cabo dentro de cinco años.

Los avances en cuanto a la investigación del ADN en el campo criminalista es el tema principal de una conferencia internacional de especialistas en genética, que se inaugura este lunes en Praga.

Eslovaquia no protege las inversiones checas, resalta el periódico Hospodárské Noviny.

En caso de un pleito jurídico, los empresarios checos en Eslovaquia no pueden aprovechar el acuerdo bilateral sobre la protección de las inversiones firmado por ambos países en 1992. Mientras la República Checa sigue respetando dicho acuerdo, Eslovaquia anuló su validez hace diez años, indica el matutino.

Las empresas checas están así en desventaja. Últimamente el productor de quesos Madeta perdió más de un millón de euros, tras haberse detectado en los controles sanitarios eslovacos que algunos de los productos de la marca checa estaban contaminados por las bacterias de listeriosis. Cuando la empresa quería defenderse por vía judicial, sus abogados averiguaron que no podían utilizar el procedimiento habitual, es decir, el acuerdo sobre la protección de inversiones, señala el periódico.

Nos damos cuenta de este problema, pero la parte eslovaca no quiere solucionarlo, dicen los expertos financieros checos. El Ministerio de Hacienda eslovaco no comentó el caso, evitando responder a las preguntas de Hospodárské Noviny.

Foto: www.drogy-info.cz
Los checos gastan anualmente más de 200 millones de euros en drogas, subraya en primera plana el periódico Právo.

El narcotráfico es un buen negocio en este país, los checos consumen anualmente en promedio 15 toneladas de drogas. Según se desprende de datos estadísticos, más del 20 por ciento de los checos han probado en su vida una droga "blanda" o "dura". La anfetamina, el éxtasis y el hachís encabezan la lista de las drogas más consumidas en la República Checa, escribe el rotativo.

Roger Waters (Foto: CTK)
El crítico musical Petr Vizina del diario Lidové Noviny comenta el concierto del ex Pink Floyd, Roger Waters, que actuó el pasado viernes en Praga.

La buena noticia es que las canciones de la época auge de Pink Floyd no hayan envejecido y dicho grupo sigue teniendo numerosos fans en este país a pesar de que ya no existe. La mala noticia es que el concierto de Waters resultó ser una propaganda antimilitar demasiado penosa y literal, escribe Vizina.

De esa forma, canciones antimilitares fueron acompañadas con explosiones o puños levantados proyectados en la pantalla. Bajo las fotos de Berlín y Jerusalén aparecían leyendas de que "el miedo levanta paredes", o las palabras de Pinochet de que "la democracia a veces tiene que bañarse en la sangre".

Todo esto culminó al final del concierto, cuando un cerdo enorme flotaba sobre las cabezas de los espectadores, llevando lemas: "Dick Cheney es imbécil", "Kafka domina" y "Paren a Bush", sostiene el comentarista.