Resumen de la Prensa Checa

0:00
/
0:00

Los checos ya no quieren trabajar en el extranjero y regresan a casa, ya que la fuerte cotización de la corona checa desvaloriza los sueldos que los checos ganan en el exterior, informa Lidové Noviny.

Los checos ya no quieren trabajar en el extranjero y regresan a casa, ya que la fuerte cotización de la corona checa desvaloriza los sueldos que los checos ganan en el exterior, informa Lidové Noviny.

Foto: Štěpánka Budková
El diario da el ejemplo de la camarera Lenka Pánská, que trabajaba en un bar de Dublín. Hace un año, al hacer la conversión de moneda, su sueldo ascendía a unas 250 coronas por hora, pero debido al fortalecimiento de la moneda nacional, su salario bajó hasta las 200 coronas por hora, por lo que la checa decidió regresar a casa, explica el rotativo.

Muchos de los checos que se fueron a trabajar a Europa Occidental en búsqueda de un mejor salario tras la apertura del mercado laboral europeo en 2004, han regresado a casa debido a la fuerte cotización de la corona, escribe el periódico.

Según datos estadísticos de agencias de trabajo británicas, el número de checos que actualmente buscan empleo en Gran Bretaña se ha reducido en un 50 por ciento en comparación con los años anteriores, indica el rotativo.

Al primer ministro checo, Mirek Topolánek, le prohibieron entrar en Chipre en un bar, informa en primera plana el diario Mladá Fronta Dnes.

El jefe del Gobierno checo, que se encuentra en visita oficial a Nicosia, decidió por la noche visitar una discoteca, pero los guardaespaldas locales no le dejaron entrar y no le creyeron cuando dijo ser el primer ministro checo, comenta el periódico.

Topolánek contactó posteriormente con el dueño de la discoteca, quien solucionó el problema y aseguró a la delegación checa el pase a la pista de baile, indica Mladá Fronta Dnes.

Pavel Nedvěd (Foto: CTK)
El periódico Sport especula sobre el posible regreso a la selección nacional de fútbol del centrocampista Pavel Nedvěd, quien se retiró tras el Mundial de 2006.

Cuando faltan 50 días para el inicio de la Eurocopa de Suiza y Austria, el capitán del equipo checo, Tomáš Rosický, que milita en el Arsenal, sigue lesionado y existe el peligro de que no se recupere a tiempo para poder liderar a la escuadra nacional en el campeonato.

El diario informa que el técnico Karel Brückner ha iniciado negociaciones con la estrella de la Juventus sobre su eventual regreso al equipo checo.

Sin embargo, secretos, vaguedades y confusiones siguen acompañando los contactos con el centrocampista y nadie quiere expresarse claramente sobre el caso, subraya Sport.

Hasta ahora se barajaba la posibilidad de que Nedvěd cubriría el eventual hueco en el mediocampo por la inminente ausencia de Rosický. Pero recientemente la dirección de la Asociación Checo-Morava de Fútbol admitió que Nedvěd podría jugar con la camiseta nacional aun en el caso de que Rosický se recupere, resalta Sport.