Resumen de la Prensa Checa

Nicolás Sarkozy (Foto: CTK)
0:00
/
0:00

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, critica a la República Checa por no haber izado las banderas europeas en todos los edificios estatales; la corona checa registra su peor cotización de año respecto al euro; equipo de fútbol checo está a punto de declararse en bancarrota por la crisis económica mundial.

 Nicolás Sarkozy (Foto: CTK)
Sarkozy se siente herido porque los checos aún no han izado las banderas de la Unión Europea en todos los edificios estatales, escriben los mayores diarios checos al comentar el discurso del mandatario este martes en el Parlamento Europeo.

El mandatario francés criticó la ausencia de la bandera comunitaria, sobre todo, en el Castillo de Praga, sede presidencial, señala Mladá Fronta Dnes.

Por su parte, el presidente checo, Václav Klaus, conocido euroescéptico que rechaza tenazmente enarbolar en su sede el símbolo de la Unión, tildó las declaraciones de Sarkozy de indignas, informa la prensa nacional.

“Nosotros vivimos en un país donde nos vimos obligados a izar en el pasado las banderas soviéticas, así que somos muy sensibles para que alguien nos diga qué banderas debemos enarbolar”, subrayó el mandatario checo en el diario Mladá Fronta Dnes.

También el ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, rechazó la crítica de Sarkozy y dijo que depende exclusivamente de la decisión del presidente checo si iza o no la bandera europea en el Castillo de Praga.

La cotización de la corona checa es la más débil en lo que va de año, indica el diario Hospodářské Noviny. Un euro se comercializó este martes por 26,42 coronas, lo que significa el peor resultado desde enero pasado.

El debilitamiento de la moneda nacional copia las tendencias de la economía del país que vivirá un año realmente duro en 2009, vaticina el periódico.

El rotativo augura que el Banco Central Checo tiene previsto reducir en un futuro próximo los tipos de interés, lo que debilitará aún más a la corona checa.

Hospodářské Noviny explica que una corona más débil es una de las mejores recetas para suavizar los impactos de la crisis económica, ya que los exportadores así podrán vender sus productos a un precio más reducido y aumentará su capacidad de competencia.

La crisis financiera el próximo año podría causar daños tremendos también al fútbol checo, advierte el diario Sport.

El periódico señala que todos los clubes ya han elaborado un plan de emergencia para contrarrestar los eventuales impactos de la crisis.

Sport informa que la primera víctima de la mala situación económica es el club Fulnek, que milita en la Segunda División.

El equipo tuvo que despedir a sus mejores jugadores, actualmente ocupa el último lugar de la clasificación y ha renunciado a los esfuerzos de salvar la liga.

Fulnek perdió su potencial financiero debido a los problemas económicos actuales, resaltaron los directivos del club, quienes no descartaron la posibilidad de tener que declararse en bancarrota, una vez terminado el campeonato nacional, comenta Sport.