Resumen de la prensa checa

novorozene3.jpg

Los tres partidos de la coalición gubernamental decidieron nominar al saliente primer ministro, Vladimír Spidla, para el cargo de comisario de la Unión Europea. Spidla aceptó la nominación. Este es uno de los temas principales de la prensa checa.

Lubomír Zaorálek y Stanislav Gross (dra.), foto: CTK
Los periódicos prestan amplia atención también a la confección del nuevo gobierno. La mitad de los ministros, como mínimo, nuevos, más mujeres, a ser posible ministros sin afiliación partidista y economistas de profesión, ésta es la idea del presidente en funciones de la Socialdemocracia, Stanislav Gross, encargado de formar el nuevo gobierno.

"El Once de Septiembre fallaron los Servicios de Inteligencia, no los políticos", éste es el veredicto de la comisión estadounidense para la investigación de los ataques terroristas contra Estados Unidos. La Comisión declaró que el régimen de Sadam Husein no ayudó a Al Queda a preparar dichos ataques.

El matutino Lidové Noviny señala que muchos políticos checos apoyaron la intervención en Irak sin el previo acuerdo del Consejo de Seguridad, justificándola con las armas de destrucción masiva, en posesión de Sadam Husein. Ningún arma ha sido encontrada todavía. Siendo preguntados por Lidové Noviny, los políticos checos dicen que el veredicto de la comisión estadounidense en nada cambia su postura.

"Buena noticia: hay más checos", informa en portada el periódico Mladá Fronta Dnes, refiriéndose a los datos sobre la vida de los checos publicados por la Oficina Nacional de Estadística. De ellos se desprende que el año pasado se registraron varios récords: la República Checa tiene la mortalidad infantil y el número de abortos más bajos.

Pero lo más importante es que el número de niños nacidos es el mayor de los últimos ocho años. A la República Checa inmigró también más gente de la que emigró y, así, por primera vez en los últimos nueve años se detuvo la disminución de los habitantes del país. Pero existen a la vez noticias menos agradables: Se divorcia uno de cada dos matrimonios checos y los checos no quieren casarse.

Los periódicos nacionales se dedican hoy también a varios temas militares. Mladá Fronta Dnes informa que la OTAN busca un lugar para sus misiles capaces de destruir los proyectiles con ojivas nucleares y químicas. Uno de estos lugares podrían ser dos antigua bases de misiles de la República Checa.

La información del periódico fue comprobada por la portavoz de la Embajada de Estados Unidos. El emplazamiento de estos misiles en la República Checa tiene dos condiciones: su colocación debe ser aprobada por el Gobierno y el Parlamento checos y las dos bases sobre las que se debate, deberían someterse a una amplia modernización, cuyo coste correría a cargo de la OTAN.

"El Estado checo no es capaz de controlar dónde terminan las armas vendidas por sus Fuerzas Armadas", escribe Lidové Noviny, citando el informe de la organización Transparency Internacional. Según la organización, Praga no es capaz de impedir la re-exportación de armas.

Son vendidas legalmente al extranjero, pero desde allí pueden ser vendidas a otros países. Así, muchas terminan en conflictos bélicos. Lidové Noviny recuerda, sin embargo, que con el mismo problema topan también otros países, tales como Estados Unidos o Suecia.