Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El rotativo Mladá Fronta Dnes informa que el gobierno quiere destituir de su cargo a la embajadora checa en Kuwait, Jana Hybásková. La diplomática escribió un artículo, publicado este miércoles en Mladá Fronta Dnes, en que criticó al ejecutivo por su decisión de retirar el hospital de campaña checo de la ciudad iraquí de Basora. En vez de los médicos viajarán a Irak ochenta policías.

El rotativo Mladá Fronta Dnes informa que el gobierno quiere destituir de su cargo a la embajadora checa en Kuwait, Jana Hybásková. La diplomática escribió un artículo, publicado este miércoles en Mladá Fronta Dnes, en que criticó al ejecutivo por su decisión de retirar el hospital de campaña checo de la ciudad iraquí de Basora. En vez de los médicos viajarán a Irak ochenta policías.

El artículo enojó al ministro de RR EE, Cyril Svoboda, quien regañó ayer a la embajadora desobediente. Sobre la retirada del hospital de campaña decidió el gobierno y la embajadora debía respetarlo, dijo Svoboda a Hybásková. Sin embargo, con ello no terminó el castigo por el texto crítico, señala Mladá Fronta Dnes. El gobierno decidió anoche que propondría al Presidente de la República destituir a la embajadora de su cargo.

Značka Peugeot je čtvrtá nejkradenější v ČR
"No queda descartado que los conductores checos podrán sentarse al volante tras ingerir una pequeña cantidad de alcohol", escribe el rotativo Lidové Noviny. El ministro de Transportes, Milan Simonovský, declaró que en el proceso de preparación de la enmienda al Código Penal va a discutirse si mantener en vigor la tolerancia nula hacia el alcohol o si tolerar, por ejemplo, el 0,2 por mil o el 0,5 por mil de alcohol en la sangre de los conductores.

El diario destaca que la posibilidad de tolerar una pequeña cantidad de alcohol no cuenta con el respaldo de los expertos. La ministra de Salud, Marie Soucková, dijo a Lidové Noviny que se opondrá categóricamente a la autorización de cualquier cantidad de alcohol en la sangre de los conductores.

Marie Soucková, foto: CTK
La idea de permitir a los conductores el consumo de una pequeña cantidad de alcohol es rechazada también por el director de la policía de tránsito, Zdenek Bambas. Opina que los conductores checos son indisciplinados y seguramente no se contentarían con tomar una sola cerveza.

Mladá Fronta Dnes escribe en su portada que a los checos les gusta darse de baja por enfermedad sin estar realmente enfermos. La enfermedad simulada podrá salirles pronto bastante cara si prospera la propuesta del mistro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach.

En caso de simular enfermedad, el trabajador pagaría una multa de 50 mil coronas, equivalente a unos 1600 euros. El médico que le diera la baja sería multado con 100 mil coronas -unos 3300 euros. El ministro Skromach quiere incorporar su propuesta a la ley sobre las prestaciones por enfermedad de la que negoció con los sindicatos y la patronal.

Mladá Fronta Dnes comenta que el ministro tiene motivos de sobra para introducir las multas. En los últimos años, la baja media por enfermedad se ha prolongado de los 20 a los 35 días y ello cuesta al Estado miles de millones de coronas.

Mientras que los directivos de las empresas acogen positivamente la propuesta del ministro Skromach, los médicos están espantados. No están dispuestos a pagar multas por el hecho de que un paciente los estafe.