Ministro de RR. EE. checo subrayó la necesidad del proceso de paz en Oriente Próximo

Ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda con Yasir Arafat, foto: CTK

Un intercambio de opiniones acerca de la situación política en la región y el desarrollo de las relaciones comerciales fueron los objetivos principales del viaje de cuatro días del ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda, por Oriente Próximo, que acabó el domingo en Egipto.

Ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda con Yasir Arafat, foto: CTK
"La República Checa condena los ataques terroristas, está en contra de la expansión de los asentamientos judíos y no está de acuerdo con que el muro de seguridad siga otra trayectoria que la línea conocida antes de la guerra de 1967", expresó el ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda, después de su reunión con los representantes de la administración palestina el pasado sábado.

Svoboda apoyó el surgimiento de un Estado democrático y viable de Palestina en el futuro. "Nos hemos comprometido a insistir en que el único camino es la existencia de dos Estados indepentientes", indicó el ministro señalando el plan internacional de paz como el único instrumento que pueda conducir a la convivencia pacífica de los israelíes y palestinos.

Ministro de RR. EE. checo, Cyril Svoboda con Hosni Mubarak, foto: CTK
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat, solicitó al jefe de la diplomacia checa aprovechar las buenas relaciones de la República Checa con Israel para conseguir la paz.

El domingo el ministro de RR. EE. checo se reunió en Egipto con el presidente Hosni Mubarak. Los políticos coincidieron en la idea de organizar una conferencia internacional sobre el terrorismo. Egipto apoyó asimismo los esfuerzos de la República Checa de especializarse en el marco de la política de la Unión Europea en Oriente Próximo.

Según apuntó Svoboda, los dos países mantienen una postura similar hacia Irak y tratan de contribuir a la transferencia sin complicaciones del poder de la administración de la coalición a los iraquíes. Svoboda visitó Irak el pasado viernes con el objetivo de crear condiciones para una mayor participación de las empresas checas en la reconstrucción de ese país.