Resumen de la Prensa Checa

foto: CTK

La ciudad a oscuras, el congelador derretido, la computadora en "estado de coma" y miles de personas atrapadas en el metro. Esta situación que vivieron personas en EE.UU., Canadá, Gran Bretaña e Italia podría repetirse en la República Checa estiman los especialistas.

foto: CTK
La ciudad a oscuras, el congelador derretido, la computadora en "estado de coma" y miles de personas atrapadas en el metro. Esta situación que vivieron personas en EE.UU., Canadá, Gran Bretaña e Italia podría repetirse en la República Checa estiman los especialistas.

Peritos de la empresa Eléctrica Checa explicaron al diario Lidové Noviny que tendrían que darse una serie de causalidades poco frecuentes o probables, pero no de puede descartar que la República Checa sufra un apagón de grandes dimensiones.

Después del apagón de Canadá y EE.UU., en Europa algunos se apresuraron a decir que eso no sería posible en el Viejo Continente, pero Londres e Italia demostraron todo lo contrario, matiza el diario Lidové Noviny.

No obstante, los expertos checos aseguran que la red eléctrica de la República Checa es mucho más densa que la de Europa Occidental y la producción es tan alta que se exporta. Pero siempre es necesario estar alerta sin olvidar que el nivel técnológico debe estar bien coordinado con el factor humano.

Por su parte, el diario Právo publica en primera página que un joven de diecisiete años se autoinmoló en las cercanías de un surtidor de gasolina en la capital checa.

El joven compró varios litros de carburante, se roció el cuerpo y acto seguido se prendió fuego sufriendo quemaduras en el 82 por ciento del cuerpo.

El diario Právo destaca que el joven dejó una carta de despedida en su casa, sin embargo la Policía decidió embargar toda información sobre el caso hasta conocer a fondo los móviles de lo ocurrido. Se trata del décimo caso de autoinmolación en la República Checa en lo que va del año, y los psicólogos sostienen que se trata de una especie de "efecto contagio".

foto: CTK
Todos los grandes diarios del país se refieren a la operación "Cristóbal" con la que la Policía de Tránsito checa trata de poner orden en las carreteras del país.

El diario Hospodarské Noviny escribe que en estos momentos unos 3400 polícias vigilan las carreteras del país y tienen la orden de no perdonar ni la mínima infracción de tránsito, resulta que en la República Checa cada tres minutos ocurre un accidente de tránsito.

El Ministerio del Interior y la presidencia de la Policía aseguran que la operación "Cristóbal" no es un instrumento de represión sino que de prevención para que el tránsito de automóviles por las carreteras checas sea cada vez más seguro.

Autor: Federico Picado
audio