Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El Partido Socialdemócrata rechazó la guerra en Irak, vuelve el matutino Mladá Fronta Dnes al congreso del mayor partido gubernamental checo, celebrado este fin de semana.

El Partido Socialdemócrata rechazó la guerra en Irak, vuelve el matutino Mladá Fronta Dnes al congreso del mayor partido gubernamental checo, celebrado este fin de semana.

"El congreso de la Socialdemocracia expresa su desacuerdo con la guerra llevada a cabo por EE. UU., Gran Bretaña y la llamada "alianza" contra Irak, que fue iniciada sin el mandato de la ONU, por lo que es ilícita según el derecho internacional", consta en la resolución presentada por el presidente de la Asamblea General de la ONU, Jan Kavan, el senador Richard Falbr y el jefe del comité de RR. EE. de la Cámara de Diputados, Vladimír Lastuvka.

Silbatos y acaloradas discusiones acompañaron el debate sobre la resolución del partido. El senador Falbr no dejó de recordar, lleno de emociones, la experiencia de su niñez, en Londres, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando tenía que buscar con su madre refugio durante cada ataque aéreo de los nazis.

La guerra contra Irak separa a la comunidad americana que vive en Praga, escribe el diario Právo. En la capital checa residen en la actualidad más de dos mil estadounidenses. Mientras que unos coorganizan manifestaciones contra la guerra, otros la apoyan sin reservas.

La traductora Gvendolina Alberts, que trabaja en Praga desde hace ocho años, explica que muchos compatriotas suyos empiezan a sentir un romanticismo patriótico que dice: si el soldado americano lucha en algún lugar lo hace también por nosotros y por eso tiene que disfrutar de nuestro pleno apoyo.

Debido a la guerra, cientos de miles de personas temen pasar las vacaciones en el extranjero, señala el diario Lidové Noviny. Según las estimaciones preliminares partirán para el extranjero aproximadamente trescientos mil turistas checos menos que el año pasado. En 2002 optaron por vacacionar fuera de la República Checa 3, 2 millones de personas. Con "cero" interés por viajes a Oriente Próximo cuentan las agencias checas de viaje.

El mismo matutino resalta en primera página que un hipermercado en la ciudad morava de Olomouc se convirtió el domingo en blanco de un ataque con gas lacrimógeno. Dieciocho clientes tuvieron que ser ingresados en un hospital. Según se desprende de las investigaciones se trató probablemente de una mala broma de uno de los visitantes del hipermercado.

Praga corre peligro de ser eliminada de la lista del Partrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, en la que figura desde 1990, advierte Lidové Noviny en otra página. El motivo podría ser la construcción de edificios altos en el barrio capitalino de Pankrác que deberían constituir una nueva dominante de la ciudad, opuesta al Castillo de Praga. Pankrác se encuentra en la zona de la reserva monumental de Praga, que en cuanto a su extensión es la mayor en el mundo.

Karel Komárek de la comisión checa de la UNESCO en París apuntó que el problema se parece a la situación surgida recientemente en Viena. Allá el Ayuntamiento aprobó la construcción de un rascacielos cerca de la estación principal en el centro de la ciudad. La UNESCO empezó a deliberar sobre la baja de la lista. De ello desistió después de acordar con el inversionista que el edificio proyectado tendría menos plantas.

El diario económico Hospodárské Noviny informa sobre una exposición internacional de pinturas instalada en la fábrica de muebles TECHO en Praga. Debajo de más de setenta pinturas y obras plásticas colgadas, de veinte autores italianos y siete artistas checos, se fabrican mesas, sillas y otros accesorios para oficinas.

La exposición forma parte del proyecto Europe Art Languages, subvencionado por la Unión Europea y cuyo objetivo es acercar el arte a un público más amplio y presentarlo en los lugares menos esperados.