Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Las recientes deliberaciones de la Cámara Baja del Parlamento Checo sobre el caso del Banco Postal y de Inversiones constituyen uno de los temas que figura en primera plana de toda la prensa nacional. Por ejemplo, el diario Právo destaca que el Partido Cívico Democrático perdió en la Cámara Baja una batalla de cinco horas por el mencionado Banco. El Partido Cívico Democrático se interesa más en la gestión de los últimos tres aòos de la existencia del Banco - escribe el rotativo -, mientras que las demás formaciones políticas exigen que sea investigado ya desde 1993 cuando el Estado, representado por la gobernación hegemónica del Partido Cívico Democrático, perdió su mayoría en el Banco.

Por su parte, el diario Lidové Noviny sostiene que el Ministro de Finanzas, Pavel Mertlík, tratando de justificar el procedimiento del Gobierno checo y del Banco Central, recurrió ayer ante los diputados a una explicación numérica de la caída del Banco Postal, a pesar de saber que ni hechos ni números interesan ya a la gente. El líder del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, acusó indirectamente al Gobierno y al Banco Central de mentir e inventar cifras para tapar un robo bancario a la luz del día. Pero ¿cuál es la realidad? - pregunta el periódico. Al parecer, Václav Klaus es el único que lo sabe: según él, los periodistas, influídos por poderosos grupos financieros iniciaron un ataque contra el banco sano para liquidarle. Sin embargo, semejante historia no la comprarían, a diferencia de millones de electores checos, ni en los talleres de Hollywood, según lo confirmó el reciente debate parlamentario, puntualiza Lidové Noviny.

Entretanto, el rotativo Ceské Slovo seòala que Václav Klaus se esforzó por imponer la creación de una comisión parlamentaria de investigación, pero la labor de esa comisión podría sorprenderle de manera muy desagradable. Si la comisión se dedicara detalladamente al pasado del Banco Postal y de Inversiones, descubriría pruebas de lazos estrechos entre la dirección del Banco y el Partido Cívico Democrático. Pero puede ser que el partido espere que la investigación no arroje resultado alguno, explica Ceské Slovo.

En esta relación, el diario Mladá Fronta Dnes advierte que en la República Checa existe la tradición de crear comisiones parlamentarias para resolver problemas de todo tipo. Y estas comisiones se convierten en recursos de lucha política, en vez de dedicarse a la búsqueda de soluciones. Un destino similar probablemente corra también la comisión que debería solucionar los problemas surgidos en torno al Banco Postal y de Inversiones, sostiene el diario.

Tomando en cuenta los problemas en la esfera bancaria de la República Checa, el semanario Týden pregunta al Ministro de Finanzas, Pavel Mertlík, si el costo del saneamiento de esa esfera debería ser realmente tan elevado como para alcanzar varios mil millones de coronas. El ministro sostiene que este costo no fue indispensable. Las cifras podían ser mucho menores si la privatización hubiera sido iniciada ya alrededor de 1995, cuando la situación todavía no era tan precaria. Y ¿quién es el culpable? Pavel Mertlík responde al semanario que en primer lugar los Gobiernos de aquel entonces, encabezados por Václav Klaus. "Él es seguramente el hombre que lleva la mayor parte de la responsabilidad," sostiene el ministro Mertlík.

Týden publica asimismo otro capítulo de su serie titulada "Cien acontecimientos de la historia del siglo XX". El capítulo está dedicado a la "revolución de los claveles" ocurrida en Portugal en 1975 y su influencia sobre la ideología del antiguo bloque socialista integrado en aquel entonces también por la extinta Checoslovaquia que proporcionó un gran ayuda logística al ex líder de los comunistas portugueses, Alvaro Cunhal. El capítulo lleva por título "Un ataque de combatividad en el Cremlin". El autor del artículo destaca que los acontecimientos del aòo 1975, que tuvieron lugar en Portugal y otras partes del mundo, de ninguna manera aceleraron el cambio de correlación de fuerzas a favor del llamado "campo socialista". Implicaron más bien el fin de la coexistencia pacífica soviético-estadounidense. Estaba avecinándose todavía la última aventura: la de Afganistán.

La historia portuguesa se retoma también en la entrevista con el líder del grupo senatorial del democristiano Partido Popular, Jirí Senkýr, que publicó el diario Právo. Refiriéndose a la recientemente aprobada enmienda a la Ley Electoral, el senador Senkýr confirma la intención de su formación política de presentar un recurso de apelación ente el Tribunal Constitucional. De la enmienda se desprende que la Coalición de Cuatro partidos, integrada también por los democristianos, necesitará en el futuro por lo mínimo el 20% de los votos, en vez de los actuales once. Según el senador Senkýr, el criterio estipulado por la Enmienda es incorrecto y discriminatorio para los partidos políticos. Senkýr sostiene que un quórum tan alto ha sido aplicado hasta el momento sólo en tres países: en el Portugal de Salazar, en la Grecia de la dictadura militar y en la Eslovaquia de Vladimír Meciar. Al aprobar la enmienda, los socialdemócratas checos cometieron un suicidio colectivo, reitera en Právo el senador Jirí Senkýr.

Autor: Vít Urban
audio