Remoska conquista a Gran Bretaña

r_2100x1400_radio_praha.png

En la época de los microondas, un utensilio de cocina tradicional checo, de casi medio siglo de existencia, conquista Gran Bretaña. Hace un año, el hornillo eléctrico llamado "Remoska" apareció en el mercado británico de electrodomésticos convirtiéndose pronto en un verdadero éxito. La renombrada revista británica ´Good Housekeeping´ le concedió el premio anual para el 2001.

"Remoska" es un recipiente universal de asar consistente de una cazuela antiadherente, una tapa calentadora desmontable y un soporte. Hace siete años se encargó de la fabricación de "Remoska" una pequeña empresa que lleva el mismo nombre, con sede en la ciudad de Frenstát pod Radhostem, en Moravia del Norte. Después de reinplantarse en los mercados de Eslovaquia, Polonia y Hungría, la firma Remoska, que produce en promedio unos 30 mil hornillos al año, logró invadir también Gran Bretaña.

sus amigos y no vaciló en ofrecer manjares preparados en este hornillo incluso a funcionarios de las embajadas.

Los usuarios satisfechos coinciden en que los resultados del uso de "Remoska" son comparables a los obtenidos en un horno tradicional. Este hecho, el fácil manejo, el bajo consumo de energía y su ventajoso precio son los motivos por los que "Remoska" se hizo tan popular en los hogares del otro lado del Canal de La Mancha.

La concesión del premio de la revista Good Housekeeping abrió a este producto checo las puertas a otros mercados del mundo: Estados Unidos, Australia, España y otros países.