Reducen presupuesto de la Ópera de Praga

L'Opéra d'Etat de Prague, photo: CzechTourism

El funcionamiento de la Ópera Estatal de Praga está en peligro. El presupuesto del Ministerio de Cultura para el próximo año no permitirá apoyar esta institución en la medida que lo ha venido haciendo hasta el presente.

El Gobierno destinará el próximo año menos recursos para el Ministerio de Cultura. El ministro Václav Jehlicka ha anunciado que el presupuesto de su cartera será reducido a seis mil setecientos millones de coronas checas, unos 240 millones de euros. Esta suma equivale al 0,67 por ciento del presupuesto público, mientras que en otros países europeos alcanza el uno por ciento.

Esta disminución afectará en mayor medida a la Ópera Estatal de Praga, que recibirá el año próximo 127 millones de coronas, unos cuatro millones y medio de euros. El presupuesto bajará en ocho millones de coronas respecto al año actual. Por tal motivo, la Ópera se verá obligada a reducir los estrenos a dos de ópera y uno de ballet al año, informó el diario Právo.

Palacio de la Ópera Estatal (Foto: Czech tourism)
La Ópera Estatal es una de las instituciones culturales más exitosas del país. La mayoría de los espectadores son turistas extranjeros. Gracias a eso y a las numerosas funciones en el extranjero, la Ópera consigue el 50 por ciento de su funcionamiento. Desde este punto de vista es un ejemplo entre las instituciones culturales checas y también europeas.

El palacio de la Ópera está situado al lado del edificio de la Radio Europa Libre, en el centro de Praga. Después de los ataques terroristas en 2001 en Nueva York, las medidas de seguridad entorno a la radio, que pertenece al Gobierno estadounidense, se incrementaron. Sus alrededores están aislados del tránsito con soldados armados con ametralladoras haciendo guardia. El director de la Ópera, Václav Jehlicka, explicó al diario Právo que "es un milagro que los turistas extranjeros todavía vengan. En el pasado teníamos seis entradas, hoy nos queda una y no es la más bonita. Los espectadores tienen que venir por el paso subterráneo del metro, es un lugar poco estético".

El edificio de la Ópera fue inaugurado en 1888 como el Nuevo Teatro Alemán en Praga. Ópera, operetas y dramas en esa lengua figuraron en el programa hasta el año 1945. Después de la Segunda Guerra Mundial el teatro pasó a manos checas.