Recordamos a 'Kolya', la película checa que ganó el Óscar hace 20 años

De la película 'Kolya', foto: ČT

'Kolya', una referencia de la cinematografía checa, es un retrato de la amistad y del afecto que nace accidentalmente entre un hombre soltero de mediana edad y un niño de 5 años, que se ha quedado desamparado en los tiempos de la Checoslovaquia comunista. Esta simple historia hizo a 'Kolya' merecedora de un Óscar hace 20 años y hoy la recordamos en Radio Praga.

El póster oficial de la película 'Kolya'
El director de cine checo Jan Svěrák y su padre, Zdeněk Svěrák, trabajaron en conjunto para crear esta gran pieza conocida en el mundo con su título original, 'Kolya' que, en realidad, es un nombre ruso. El hijo, Jan, se encargó de la dirección y el padre, Zdeněk, del guión y de interpretar a Franta, el protagonista.

Esta comedia dramática se había estrenado un año antes de su reconocimiento en los premios de la Academia en el cine Blaník de Praga. Desde su estreno atrajo por dos años seguidos a la mayor cantidad de espectadores y se convirtió en una de las películas más vistas de la década de los 90.

Para el mundo no checo, 'Kolya' es un título aparentemente extraño. Viene del nombre de quien es el héroe de la historia, un pequeño ruso de 5 años llamado Kolya. Algunos vieron en este nombre un obstáculo para que la película ganase popularidad. Al respecto nos cuenta Jan Svěrák, el director de la pieza.

De la película 'Kolya',  foto: ČT
"El distribuidor nos dijo que por Dios no le pusiésemos ese nombre como título a la pieza porque es una palabra rusa, un nombre ruso. En esa época, era el año 1994, los rusos no gozaban de mucha popularidad. Entonces pasamos varios meses hablando de eso, pensando en otros posibles títulos, hasta nos estropeamos la fiesta de Año Nuevo pensando en eso. Al final nos dijimos que Kolya es un nombre simple y que si la película es buena, la gente la va a llamar así".

La historia se genera a partir de un matrimonio de conveniencia entre un chelista de mediana edad y necesitado de dinero, interpretado por Zdeněk Svěrák, y la madre del pequeño Kolya, una mujer rusa que necesita obtener la nacionalidad checoslovaca llamada Nadezhda. Ella parte a Alemania Occidental sin poder llevarse a Kolya, por lo que Franta, el chelista, se ve en la obligación de cuidar de Kolya a pesar de las barreras culturales y lingüísticas que los separan y de la carencia de vínculos afectivos.

Andrei Chalimon - Kolya,  foto: ČT
El papel de Kolya es interpretado por Andrei Chalimon, un niño ruso que no hablaba ni entendía absoultamente nada de checo. Sobre él nos cuenta Jan Svěrák.

"Era suficiente abrir los brazos y él inmediatamente saltaba encima de uno. Sin embargo, teníamos también para él un asistente ucraniano que hablaba ruso. En el momento en que Kolya se portaba mal, porque él había sido seleccionado como el niño más tremendo de una escuela de Moscú, el asistente, Nicolás, intervenía y le llamaba la atención".

Era una condición que el papel fuese interpretado por un ruso, pues eso le daría a la película un carácter mucho más real y auténtico ya que la trama de la obra es la relación que se entreteje entre Franta y Kolya desde el desconocimiento y la incomprensión. En una entrevista para la Televisión Checa el realizador dice "el ruso en la película no sería ni doblado ni subtitulado, si el mismo Franta no sabe casi ruso, ¿por qué habrían los espectadores de entender más si la película se trata de dos personas que no se entienden?".

Jan Svěrák,  foto: Prokop Havel,  ČRo
El nacimiento azaroso y casi forzado de un vínculo que supera la imposibilidad de comunicación es lo que le da a esta obra el toque tragicómico que la hace universal, pese a que tenga como trasfondo una realidad histórica ruso-checa.

Con estas palabras se dirigió a los presentes Jan Svěrák el 24 de marzo de 1997, cuando la pieza fue elegida ganadora como mejor película extranjera.

"Querido Óscar, no pude dormir en toda la noche por ti. Me desvelé pensando en dónde terminarías esta noche y resulta que te vas a Praga, que quizá no sabes dónde está, está en Europa. Esta es tu nueva familia: mi papá, quien escribió el guión, el productor Eric Abraham y este es Kolya. Te prometemos que no te avergonzaremos con nuestras próximas películas. Gracias a todos en casa y aquí".

Con humor y como en familia, el guionista y el director, junto al productor y al intérprete de Kolya, recibieron la estatuilla dorada la noche del 24 de marzo de 1997.

Autor: Ana Briceño
palabra clave:
audio