Reconstrucción del Gobierno provoca crisis en el Democristiano Partido Popular

Mirek Topolánek (Foto: CTK)

Los cambios personales en el Gabinete previstos por el primer ministro, Mirek Topolánek, para estos días provocan serias discrepancias entre los miembros del Democristiano Partido Popular, que forma parte de la coalición gubernamental.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Los nombres de los ministros que pronto se verán obligados a abandonar sus puestos se darán a conocer la próxima semana. Lo único cierto, por ahora, es que los cambios personales afectarán a los tres partidos de la coalición gubernamental.

Los medios de comunicación especulan que entre los democristianos, Jiří Čunek, líder del partido y ministro para el Desarrollo Local, es el que debería abandonar el Gabinete.

Jiří Čunek (Foto: CTK)
Čunek, quien no quiere perder su posición en el Gobierno, respondió a la amenaza ofreciendo la cabeza de su colega, Miroslav Kalousek, ministro de Finanzas. El primer ministro, Mirek Topolánek, se opuso bruscamente a esta propuesta.

“No puedo creer que Jiří Čunek realmente quiera sustituir a Miroslav Kalousek, el mejor ministro de la historia del democristiano Partido Popular. Me parece ridículo”, señaló Topolánek.

Miroslav Kalousek (Foto: CTK)
También algunos miembros del Democristiano Partido Popular condenan la actuación de su líder, Jiří Čunek. Pavel Severa, jefe del grupo parlamentario, realizó una encuesta anónima entre los diputados para demostrar que Čunek no cuenta con su apoyo, a diferencia de Kalousek. Otros miembros del partido calificaron de falso dicho sondeo y expresaron su pleno apoyo al presidente de la formación.

En el Partido de los Verdes, se vive un ambiente mucho más pacífico. Es un secreto público que Džamila Stehlíková será sustituida en su cargo de ministra de Derechos Humanos y Minorías Étnicas. Stehlíková fue criticada varias veces por sus propuestas controvertidas para solucionar diferentes problemas sociales, por ejemplo, ofrecer subvenciones a señaladas familias gitanas y criminalizar los castigos corporales a menores de edad.

En cuanto al Partido Cívico Democrático, la formación más fuerte de la coalición gubernamental, la situación sigue siendo poco clara. Según los medios de comunicación, probablemente abandonará el Gobierno el ministro de Salud, Tomáš Julínek. Su poca popularidad entre los políticos y ciudadanos checos se debe principalmente a la reforma de Salud, que hace un año introdujo en el país pagos fijos por servicios médicos.