RCh vota en contra de la resolución de la ONU de condena a Israel

Praga en contra de la resolución de la ONU de condena a Israel, Foto: CTK

La República Checa ha sido uno de los cinco países que votó en contra de la resolución de la ONU de condena a Israel, aprobada el lunes en Ginebra por la Comisión para los Derechos Humanos.

Israel, Foto: CTK
A favor de la resolución votaron 40 de los 53 miembros de la Comisión, condenando a Israel por la matanza de palestinos. La Comisión para los Derechos Humanos exhortó a Israel a poner fin a las operaciones militares en la margen occidental del Jordán.

La República Checa ha sido uno de los cinco países que se negaron a dar su apoyo al documento de la ONU. Junto a ella se manifestaron también en contra Alemania, Gran Bretaña, Canadá y Guatemala.

La postura adoptada en este aspecto por Praga, la explicó Alexander Slabý, Embajador de la República Checa ante la ONU.

Israel, Foto: CTK
"Hemos decidido votar en contra de la resolución de condena a Israel, tras consultar al Ministerio de Relaciones Exterior checo, porque consideramos poco equilibrado el texto del documento y que es unilateral. El mismo está dirigido contra Israel. La República Checa estima que la resolución debería tomar en cuenta el comportamiento de ambas partes del conflicto y considerar si los derechos humanos no son también violados por parte de los palestinos".

Praga en contra de la resolución de la ONU de condena a Israel, Foto: CTK
La República Checa apoya la reciente propuesta de Israel de convocar una conferencia internacional sobre el Cercano Oriente. Praga insiste en que a través de un amplio diálogo se podría hallar una solución a la explosiva situación en la zona. Representantes oficiales checos sostienen que para que pueda efectuarse la conferencia pro paz es indispensable que tanto los israelíes como los palestinos pongan fin a las acciones militares y a la violencia.

Mientras tanto en Praga, entidades cristianas, encabezadas por la organización Embajada Internacional Cristiana de Jerusalén, iniciaron una campaña en apoyo a Israel, reuniendo firmas de ciudadanos checos que condenan la violencia y el terrorismo contra los judíos en el Cercano Oriente.