Quiebra de Tomi Tour deja a miles de turistas checos en el exterior

Foto: ČTK

Más de tres mil turistas checos quedaron abandonados en el extranjero debido a la súbita quiebra de la agencia de viajes Tomi Tour en plena temporada veraniega. Se trata del tercer tour operador en la República Checa que cae víctima de la crisis financiera mundial.

Tomi Tour se declaró en bancarrota el pasado viernes. Durante el fin de semana una compañía de seguros y las Aerolíneas Checas comenzaron la lenta repatriación de los veraneantes.

Hasta el momento, más de 1.200 turistas regresaron en avión de las Islas Canarias y Baleares, Egipto, Turquía, Grecia y Bulgaria. Otras 500 personas volvieron en autobuses de Italia y Croacia. El resto de los turistas sigue esperando volver a casa.

El vicepresidente de la Asociación de Agencias de Viaje Checas, Tomio Okamura, indicó que la quiebra de una de las mayores agencias de viaje checas se debe a sus problemas financieros y a una mala estrategia a largo plazo.

“Hicieron malos cálculos, por lo que dejó de funcionar su flujo de fondos. Según nuestra opinión, vendían los viajes demasiado barato por precios menores a los costes reales. Lo demuestra el hecho de que este verano ya ofrecían viajes para el verano entrante, pero hubo más indicaciones de que su sistema no funcionaba”, dijo Okamura.

Uno de los copropietarios de la agencia es el ex senador, Václav Fischer. Ahora, los dueños de Tomi Tour hacen frente a acusaciones de seguir vendiendo viajes hasta el último momento a pesar de ser conscientes de los problemas de la compañía, según dijo el ministro del Interior, Martin Pecina.

Tomi Tour, foto: ČTK
“La policía investigará los motivos de la quiebra de Tomi Tour, porque es evidente que los dueños no enfrentaban problemas por primera vez. Hasta el último momento aseguraban que todo estaba en orden, seguían cobrando dinero por los viajes, pagaban la publicidad, etc. La policía investigará detalladamente el caso, ya que la quiebra ha afectado a un gran número de personas”, aseguró.

La casa de seguros Union cubrirá los gastos a todos los clientes que se han visto obligados a regresar prematuramente de sus vacaciones. El plazo legal para la devolución de dinero es de seis meses, pero la compañía adelantó que procurará cubrir las indemnizaciones en dos meses.

Tomi Tour se convierte en la tercera agencia de viajes checa que se ha declarado en quiebra este año debido a la crisis financiera, junto a CK Retur y Balkán Travel.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio