Primer ministro no está satisfecho con la elección del nuevo jefe de la Policía

Foto: ČTK

El Ministerio del Interior nombró a un nuevo presidente de la Policía, pero el primer ministro, Petr Nečas, no está satisfecho con la elección. La situación surgida puede desembocar en una crisis de Gobierno.

Petr Lessy, foto: ČTK
Petr Lessy, de 46 años, es el nuevo jefe de la Policía checa. Lo eligió una comisión integrada por altos cargos policiales de diferentes ciudades del país. La manera en que fue elegido no ha gustado al primer ministro Petr Nečas.

“El ministro del Interior tiene derecho a elegir al presidente de la Policía, pero al igual que todos los ciudadanos también él tiene que respetar la ley. Y en este caso no estamos seguros de que haya sido así”, indicó Nečas.

El cargo de presidente de la Policía se ha convertido en la manzana de la discordia en las relaciones entre el Partido Cívico Democrático y el Partido Asuntos Públicos, dos de las tres formaciones de la coalición gubernamental.

El antiguo jefe de la Policía, Oldřich Martinů, se vio forzado a dimitir por presiones del ministro del Interior, Radek John, quien aseguró que un relevo en el puesto policial más alto del país era indispensable en la lucha contra la corrupción.

Petr Nečas, foto: ČTK
La decisión de John molestó tanto al primer ministro que faltó poco para la disolución del gobierno de coalición. La acertada intervención del presidente de la República, Václav Klaus, calmó la tormenta, pero nuevas nubes negras se ciernen sobre el Gobierno.

El primer ministro Nečas puso el grito en el cielo al enterarse del resultado de la elección del presidente de la Policía por medio de un mensaje de texto, SMS, que le envió un asistente del ministro del Interior.

Por su parte, el líder en funciones del opositor Partido Socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, calificó de extraño el procedimiento seguido a la hora de elegir al máximo jerarca de la Policía.

“Los miembros de la comisión son subordinados directos o indirectos del ministro del Interior, es por eso que consideramos que se ha seguido un procedimiento extraño”, subrayó el líder opositor.

Radek John, foto: ČTK
El ministro del Interior, Radek John, invitó a dos antiguos jefes de dicha cartera miembros de la socialdemocracia a integrar la comisión para elegir al jefe de la Policía, pero ambos la rechazaron.

John asegura que el antiguo presidente de la Policía no realizaba bien su trabajo y que se trataba de una figura vinculada al antiguo ministro del Interior Ivan Langer, del Partido Cívico Democrático, por lo que decidió cambiarlo.

El primer ministro Nečas todavía no ha dado su visto a la elección de Petr Lessy al frente de la Policía. En el acuerdo logrado bajo el auspicio del presidente de la República, según informaran los medios de comunicación, las dos formaciones aceptaron que debía lograrse consenso en la elección del nuevo jefe de la Policía.

La última palabra la tiene el primer ministro, y esto significa que se abrirá una nueva rueda de negociaciones entre los partidos gubernamentales, que pondrá a tambalear al Ejecutivo en ese infinito juego del tira y afloje.