Premiada con el Oscar la cantante checa Markéta Irglová

Glen Hansard y Markéta Irglová (Foto: CTK)

La pianista y cantante checa Markéta Irglová ganó el Oscar a la mejor canción original por el tema “Falling Slowly”, de la película “Once”, que compuso e interpreta con el irlandés Glen Hansard.

Glen Hansard y Markéta Irglová (Foto: CTK)
Con apenas 19 años, Markéta Irglová es la primera artista checa en llevarse la estatuilla en la categoría de mejor canción original. En el certamen de entrega de los Oscar, celebrado el 24 de febrero, “Falling Slowly” compitió contra tres canciones de la película “Encantada”, y un tema de la cinta “August Rush”.

Tras recibir la estatuilla dorada, Markéta Irglová expresó su alegría por obtener el premio y les infundió esperanza a los jóvenes artistas independientes.

“Este momento es sumamente importante no sólo para mí, sino para todos los artistas independientes que trabajan duro para tener éxito. No les tengan miedo a los sueños y a la esperanza, porque son los que nos unen a todos”, sostuvo Irglová.

Dirigida por John Carney y protagonizada por Glen Hansard y Markéta Irlgová, la película Once fue premiada en la noche de los Oscar con el prestigioso galardón Spirit Award, para filmes independientes. En enero ganó el premio de la Asociación de Críticos (BFCA) a la mejor canción y en el pasado Festival de Sundance se llevó el premio de la audiencia.

De izquierda: Karl Markovics, Stefan Ruzowitzky y Adolf Burger (Foto: CTK)
La película, ambientada en las calles de Dublín, cuenta la historia de amor entre un cantante ambulante y una inmigrante checa que trata de ganarse la vida vendiendo rosas. Tras conocerse y pasar una semana componiendo letras y grabando música, los dos se enamoran. La película, inspirada en la vida del protagonista irlandés, tuvo mucho éxito entre el público estadounidense.

Los premios de la Academia de Cine estadounidense se llevaron este año también otros filmes con vínculos checos. La mejor película de habla no inglesa fue la coproducción alemano-austriaca “Los falsificadores”, inspirada en el libro de Adolf Burger, autor eslovaco radicado en la República Checa. Con el Oscar a la mejor película animada fue galardonada “Ratatouille”, basada en una idea del animador checo Jan Pinkava.