Praga vibró de pasiones de cantatas olvidadas de Scarlatti

r_2100x1400_radio_praha.png

La música barroca de Domenico Scarlatti y Georg Friedrich Händel encantó este lunes a la repleta sala central del palacio Troja, en Praga. El concierto, protagonizado por los españoles María Espada y el grupo Forma Antiqva, formó parte de los Festejos Estivales de Música Antigua. Radio Praga conversó con los músicos antes del concierto.

La soprano española María Espada no es una desconocida para el auditorio de los Festejos Estivales de Música Antigua. El año pasado ofreció canciones españolas e italianas del Siglo de Oro. Esta vez vino a Praga para presentar cantatas de cámara de Domenico Scarlatti, según explica la cantante.

“Esto es un programa que hacemos con el grupo Forma Antiqva. En el aniversario de Domenico Scarlatti rescatamos su música vocal que realmente no era muy conocida, porque todo el mundo conocíamos sólo el repertorio de teclado. Recuperamos unas cantatas que, la verdad, al principio nos resultaron un poco extrañas por la escritura, pero que luego nos encantaron. Y decidimos grabarlas en disco porque tampoco había mucha grabación discográfica de este repertorio”.

Scarlatti, napolitano que pasó casi treinta años de su vida en Madrid, compuso sus cantatas para un castrato. En cuanto a su interpretación, María Espada no ve una diferencia con las obras escritas para una mujer.

“Me imagino que el punto de vista masculino y femenino será un tanto distinto. Pero los sentimientos al fin y al cabo, digo yo, los sentimientos de desamor, de amor, de rabia, que es lo que aparece sobre todo en las cantatas, es algo común a hombres y mujeres. Lo que tienen quizá de particular es que al ser escritas para un castrado tienen una escritura realmente complicada: la cuestión de tres compases, tener dos octavas de salto… Se ve claramente que eran muy virtuosistas, lo cual entabla una gran dificultad”.

María Espada fue acompañada por el trío Forma Antiqva. Los músicos asturianos tocaron réplicas de guitarras barrocas y clavicémbalo, como explica el director del grupo, Aarón Zapico. “Cuando decimos que son grupos con instrumentos originales es un poco una mentirijilla porque normalmente se conservan muchísimos instrumentos de cuerda frotada, sea tipo violines, violas, violonchelos, incluso alguna viola de gamba, pero lo que son ya claves, guitarras, tiorbas, archilaúdes, se encuentran en muy mal estado. Simplemente son instrumentos para verlos detrás de una vitrina. Quizá por la manera de construirlos —son tapas muy finas— son instrumentos muy delicados”.

Además de Scarlatti, el programa del concierto incluyó composiciones instrumentales para bailar de Georg Friedrich Händel y variaciones sobre el fandango español.

palabra clave:
audio