Praga redescubre a Jakub Schikaneder, pintor de la soledad

Jakub Schikaneder: Schreckliche Gesellschaft

Las obras del famoso pintor checo Jakub Schikaneder, conocido como autor de pinturas melancólicas de la vida al borde de la pobreza, vuelven a la Galería Nacional de Praga después de 14 años. Casi la mitad de los 140 lienzos expuestos han estado perdidos durante mucho tiempo y fueron descubiertos en los últimos años en colecciones privadas.

Melancolía, desesperación y soledad acompañan a muchos de sus personajes, que caminan por calles cubiertas de nieve, por la desierta orilla del mar, o están dentro de la casa donde reina la pobreza y el hambre. Jakub Schikaneder era un maestro de las emociones y este talento hizo de él uno de los pintores checos más populares de los finales del siglo XIX.

No obstante, la gran fama que tienen sus obras no fue el motivo principal para organizar después de 14 años una nueva exposición de este pintor en Praga, explica Šárka Leubnerová de la Galería Nacional.

“La razón principal fue el hecho de que en los últimos 15 años hemos descubierto en colecciones privadas muchos trabajos desconocidos de Schikaneder. Ignorábamos su existencia, sin embargo pudimos verificar su autenticidad ya que fueron reproducidos y publicados en revistas especializadas aún durante la vida del pintor”.

Šárka Leubnerová, foto: ČT 24
Šárka Leubnerová añade que la verificación es necesaria ya que las obras de Jakub Schikaneder figuran entre las más falsificadas en el mundo. Entre las obras recién descubiertas se encuentra por ejemplo el cuadro llamado ‘Una Compañía Espantosa’, que Schikaneder expuso cuando estudiaba en la Academia de Artes Plásticas de Praga. Frente a este lienzo, Jan Neruda, uno de los escritores y poetas más célebres de la época, predijo a su autor un gran futuro. La muestra ofrece también algunos cuadros desconocidos de la serie de los famosos Nocturnos Praguenses, en los que el pintor capturó la magia de la ciudad en distintas temporadas del año.

Según Šárka Leubnerová, Schikaneder amaba Praga con todo su corazón aunque durante su vida tuvo la posibilidad de viajar y estudiar en el extranjero. Sus vivencias en las regiones lejanas se reflejan en algunas de sus pinturas situadas en la orilla del mar como por ejemplo en el cuadro llamado ‘Una Joven Ahogada’ o en la pintura titulada ‘La Novia de Bretaña’, descubierta en una colección privada hace pocos años.

Veronika Hulíková, comisaria de la presente exposición señala que el interés de Jakub Schikaneder por los temas sociales, y por el sufrimiento de las mujeres en particular, se pudo haber fomentado en su entorno familiar.

El pintor nació en Praga en 1855 como segundo hijo de un aduanero, sin embargo, en la familia Schikaneder había una gran tradición teatral, explica Veronika Hulíková.

‘La Novia de Bretaña’
“El abuelo del pintor, Karl Josef Schikaneder, quien trajo la familia a Praga, era actor, cantante, compositor y dramaturgo. Otro antepasado era Emanuel Schikaneder, autor del libreto de la Flauta Mágica de W. A. Mozart. Las tías, primas e incluso el hermano de Jakub Schikaneder se dedicaban al teatro”.

La vida de los artistas en el siglo XIX era difícil, añade Veronika Hulíková. De la fama a la pobreza y el olvido había sólo un paso, más aún si se trataba de mujeres. El pintor pudo haber sido testigo directo de muchas historias que luego interpretó en sus cuadros.

Faltó poco para que Jakub Schikaneder se hubiera convertido también en actor o músico, ya que mostraba desde niño un gran talento por estas disciplinas. Sin embargo, cuando tenía apenas 15 años, fue aceptado para estudiar en la Academia de Artes Plásticas de Praga. A diferencia de sus compañeros, grandes pintores checos como Mikoláš Aleš o František Ženíšek, Jakub Schikaneder abandonó rápidamente los temas históricos y nacionales, tan populares en ese entonces. En la Exposición Universal de Praga que tuvo lugar en 1891, expuso un cuadro monumental titulado ‘Homicidio en Casa’ con el que violó las concepciones formales y de contenido de la época. Según Veronika Hulíková, el lienzo cuyo tamaño sobrepasa los tres metros de ancho, sorprendió tanto a la crítica como al público en general.

“En Praga el ‘Homicidio en Casa’ causó una gran sensación. Las multitudes que se reunían frente al cuadro debatían sobre la causa de la muerte de la joven. Algunos estaban convencidos de que se trataba de un homicidio, otros especulaban sobre la posibilidad de que fuera un suicidio”.

Más de 100 años después, el cuerpo inmóvil de la joven en un charco de sangre impresiona a los visitantes de la Galería Nacional de Praga de igual manera. La inquietud y las emociones que despiertan sus obras es lo que diferencia a Jakub Schikaneder de los demás pintores de su época. La Galería Nacional decidió acercar a este pintor original también a la joven generación, señala Šárka Leubnerová.

‘Una Compañía Espantosa’
“La gran novedad de la exposición es un juego de computadora llamado ‘El Viaje del Gato Jakub’ que recorre varios cuadros de Schikaneder. Los niños pueden conocer el mundo de este pintor de manera muy lúdica, pero al mismo tiempo muy didáctica”.

Junto con la exposición fue publicada una rigurosa monografía que reúne todos los conocimientos sobre la vida y la obra de Jakub Schikaneder, frutos de largos años de investigación. El reconocimiento que recibió el pintor en la publicación disparó también los precios de sus obras en las licitaciones de arte. El cuadro titulado ‘Contemplación’ fue vendido recientemente por casi 400.000 euros.

La exposición más completa de la obra de Jakub Schikaneder se prolongará en el antiguo Picadero del Palacio de Valenstein en Praga hasta el 21 de octubre de 2012.

palabra clave:
audio