Praga invita a sus visitantes a practicar el ‘kafkárate’

Un debate sobre la posibilidad de celebrar el Viernes Santo como día festivo en la República Checa. Las Baby Box en Chequia han salvado a 70 bebés abandonados. Praga, un lugar ideal para los británicos que quieren huir del caos de los Juegos Olímpicos. Estos son algunos de los temas que comenta la prensa checa este viernes.

El diario Mladá Fronta Dnes centra su atención en el debate sobre la posibilidad de celebrar el Viernes Santo como día libre como se acostumbra en muchos países del mundo. En la República Checa el Viernes Santo es un día laboral como cualquier otro aunque muchos políticos como, por ejemplo, la presidenta de la Cámara Baja, Miroslava Němcová o el jefe de la facción parlamentaria de TOP 09, Petr Gazdík, proponen que se convierta en un día festivo, señala el diario Mladá Fronta Dnes.

Petr Gazdík
“La Pascua de Resurrección es la fiesta más importante de la religión católica y una jornada de reflexión nos vendría muy bien ya que la cultura de la República Checa tiene sus raíces en la tradición judeocristiana”, sostuvo Petr Gazdík. Sin embargo, muchos de los políticos coinciden en que añadir un día libre al calendario laboral representaría en esta época de crisis un riesgo para la economía del país, indica el diario.

En respuesta a esas preocupaciones, varios economistas señalaron que declarar el Viernes Santo como día no laboral no cambiaría en nada la situación económica ya que la República Checa tiene actualmente tan sólo 13 días libres en comparación con España o Noruega que cuentan con 14 y 19 respectivamente.


El número de niños encontrados en las Baby Box o sea puntos de entrega seguros para recién nacidos abandonados, alcanzó 70 este jueves, cuando fue hallado un niño de nombre Petr en la caja de la ciudad de Brno, informa el diario Právo. Según el diario, el bebé se encuentra muy bien y sus padres suplentes lo recibirán en su casa dentro de unos pocos días. La primera caja anónima para bebés abandonados fue instalada en junio de 2005, en Praga.

A pesar de la recomendación de la ONU en junio pasado de suspender las Baby Box en Chequia, en el país funcionan actualmente 49 cajas y tan sólo en 2012 fueron hallados en ellas ocho bebés. El número de los puntos de entrega aumentará el próximo 25 de abril, cuando se inaugurará una caja en České Budějovice, la última ciudad importante que no cuenta con este servicio, concluye Právo.


Hasta una tercera parte de los británicos quiere huir del caos causado por los Juegos Olímpicos y pasar las primeras dos semanas de agosto fuera de su país, informa el diario Hospodářské Noviny. La capital checa ha decidido atraer su atención. La alcaldía de Praga invirtió más de 100.000 euros en una campaña publicitaria que muestra la capital checa como un excelente lugar para practicar deportes tanto tradicionales como poco convencionales.

En lugar de natación sincronizada, los visitantes pueden dedicarse al consumo sincronizado de la cerveza y seguir en las primeras horas de la mañana con un eslalon entre las farolas de la calle, explica el diario. Los afiches publicitarios que se inspiran en los pictogramas oficiales de los Juegos Olímpicos invitan también a practicar el levantamiento de peso con bolsas de compra o a dedicarse al ‘kafkárate’.

Bohuslav Svoboda
“Queremos mostrar a los británicos que sabemos hacer bromas tanto sobre los Juegos Olímpicos como sobre nosotros mismos”, señaló el alcalde mayor de Praga, Bohuslav Svoboda, quien añadió que los visitantes británicos serán contados a su llegada al aeropuerto y en los hoteles para averiguar si la campaña publicitaria cumplió con las expectativas.