Postura de la Comisión Interministerial para los Asuntos de la Etnia Gitana en torno a los controles en el aeropuerto de Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La Comisión Interministerial checa para los Asuntos de la Etnia Gitana exhortó al Gobierno a garantizar que durante los controles de los ciudadanos checos que viajan a Inglaterra por parte de los agentes de Migración británicos, en el aeropuerto de Praga, no se cometan actos de discriminación contra los gitanos checos.

La Comisión Interministerial subrayó en su sesión de este jueves que en caso de que la República Checa tolere la eventual discriminación de la etnia gitana, violaría sus compromisos que se desprenden de los acuerdos internacionales sobre derechos humanos. Destacó también que las autoridades británicas en el aeropuerto de Praga son sospechosas de tratar diferente a los gitanos con relación a otros ciudadanos checos que quieren viajar a Inglaterra.

Jan Jarab, presidente de la Comisión, enfatizó que dichos controles crean una tensión entre la comunidad gitana y la sociedad mayoritaria checa.

"Las medidas tomadas por la parte británica deterioran el renombre de Inglaterra como país digno de respeto por su papel en la aplicación de la legislación antidiscriminatoria y que es el socio principal de la República Checa en lo que a la aplicación de la directiva comunitaria sobre la igualdad de trato a las personas se refiere".

La Comisión Interministerial checa para los Asuntos de la Etnia Gitana rechazó asimismo la introducción del visado como una posible solución a este problema. Según Roman Kristof, vicepresidente de la Comisión, la introducción del visado empeoraría aún más la situación, ya que, a diferencia de la decisión de agentes de Migración en el aeropuerto que puede ser reconsiderada por la Embajada de Gran Bretana, el rechazo de conceder el visado es definitivo.