Políticos checos: No retiraremos a nuestros soldados de Irak

Soldados españolos en Irak, foto: CTK

La República Checa no piensa retirar a sus soldados del Próximo Oriente. Tanto el Gobierno checo como la oposición, el Partido Cívico Democrático, no se sumarán a la iniciativa del futuro presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, quien anunció que las tropas españolas abandonarán Irak antes de finales de junio.

Primer Ministro checo Vladimír Spidla
"No barajaría esa posibilidad". De esta manera el Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, reaccionó a la anunciada retirada de los militares españoles de Irak.

"Estoy convencido de que Europa está interesada en estabilizar la situación en Irak, y nuestra participación ayuda al respecto. Si Europa se retirara de Irak y lo dejara en un estado de desorden e inestabilidad supondría un gran riesgo para la seguridad", subrayó Spidla.

Por su parte, el ministro del Interior checo, Stanislav Gross, expresó su preocupación de que la decisión de España pudiera convencer a los terroristas de que los ataques como el llevado a cabo en Madrid, son un instrumento de presión eficaz.

Asimismo el ministro de Asuntos Exteriores, Cyril Svoboda, puntualizó que no es posible doblegarse ante el terrorismo.

Soldados españolos en Irak, foto: CTK
"Lo que España pretende hacer alegrará, según mi opinión, sólo a la gente como Bin Laden porque a los terroristas lo que más les gusta es ver una Europa desunida y que no es capaz de llegar a un acuerdo", dijo Svoboda.

Con la postura del Gobierno coincide la mayor formación oposicionista del país, el Partido Cívico Democrático. Sólo los comunistas opinan que la decisión de España pueda representar un impulso para reiniciar el debate sobre la participación en un guerra sin el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.

En la actualidad, actúan en Irak unas decenas de policías militares checos. Paracaidistas checos viajarán a Afganistán para incorporarse a la ofensiva contra los talibanes.