Otras dos medallas de plata sumaron los deportistas checos en Beijing

Ondřej Synek (Foto: CTK)

Cuando las Olimpíadas de Beijing ya pasaron su ecuador, los deportistas checos siguen brindando alegrías a la afición del país, aunque menos de las esperadas tras el auspiciador comienzo. Dos medallas de plata, en remo y piragüismo, fue la cosecha del fin de semana.

Ondřej Synek (Foto: CTK)
En una vibrante carrera, Ondřej Synek consiguió la tercera medalla de plata para la República Checa el sábado pasado, al finalizar en segundo lugar en remo, modalidad skiff. La presea dorada fue para el noruego Olaf Tufte.

El deportista checo reconoció que su lucha por conseguir el oro resultó infructuosa, aunque no se rindió nunca.

“Comencé bien la carrera pero al rato, casi sin darme cuenta, los demás aceleraron bastante y quedé rezagado. Tras recorrer el primer kilómetro confiaba en poder recuperar esa distancia, pero no fui capaz. Sin embargo, pasada la mitad de la prueba logré reponerme, aunque ya era tarde. No pude conseguir más que la plata”.

Ondřej Synek (Foto: CTK)
El logro de Ondřej Synek fue posterior al de los piragüistas Jaroslav Volf y Ondřej Štěpánek, quienes el viernes consiguieron la segunda medalla de plata checa en estos Juegos de la XXIX Olimpiada, en la modalidad canoa por parejas.

En la final sólo fueron superados por los hermanos eslovacos Hochschorner, que repitieron el oro conseguido en Atenas. De esta manera, la dupla Volf-Štěpánek se sumó a la gloria olímpica inaugurada y liderada por la tiradora Kateřina Emmons, quien obtuvo una medalla de oro y una de plata, y el también tirador David Kostelecký, que se colgó una medalla de oro al cuello.

El atletismo será la estrella de los últimos días de Beijing 2008. Es, también, una de las ramas que puede deparar alegrías a los deportistas checos, con figuras como la lanzadora de jabalina Barbora Špotáková y el decatlonista Roman Šebrle, firmes candidatos a recoger alguna medalla, dorada por más señas.

Dos créditos locales avanzaron a la final del salto de altura. Se trata de Jaroslav Bába y Tomáš Janků, ambos con un salto de 2.29 metros, el mejor de la jornada clasificatoria, que le abre a ambos las puertas a una medalla en la final que se disputará este martes. Bába reconoció sentirse confiado en poder lograr una presea.

Jaroslav Bába (Foto: CTK)
“Estoy muy feliz y satisfecho. Pasé a la final sin lesionarme, lo que es muy importante y, además, superé casi todas las pruebas al primer intento. Tengo una buena sensación y creo que en la final puedo optar a alguna medalla, que ojalá sea de oro”.

El récord mundial de la especialidad lo ostenta, desde julio de 1993, el cubano Javier Sotomayor, con 2.45 metros.

Al concluir la jornada del domingo de los Juegos Olímpicos, la República Checa se ubicaba en el lugar 17 de la tabla general de medallas, con dos de oro y tres de plata. China, en primer lugar, continuaba su arrolladora marcha, con 35 oros, seguida a paso firme por Estados Unidos, con 19.

La fiesta olímpica de Beijing será clausurada el próximo 24 de agosto, día en que se disputará el maratón masculino. Los deportistas checos tienen por meta superar las ocho medallas logradas en Atenas 2004, aunque entonces sólo una fue de oro, la de Roman Šebrle en el decatlón.

palabra clave:
audio