Oficiales británicos reanudaron controles en aeropuerto internacional de Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

La renovación de los controles de los agentes de Migración británicos en el aeropuerto internacional de Praga vuelve a repetirse otro mes como el tema más candente en la República Checa.

Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre la aparición de agentes de Migración británicos en el aeropuerto de Praga. Los políticos empiezan a aprovechar el hecho como parte de sus campanas para las próximas elecciones. Como explicara el sociólogo Jan Pulec, los políticos son como aquellos alquimistas que trataban de convertir todo en oro, con la diferencia de que ellos tratan de convertir todo en capital político, que les pueda servir para cualquier campana electoral.

Pero bien, volvamos al tema central. Los gitanos checos huyen del país argumentando persecución y discriminación. La periodista Anna Polákova, redactora jefe de la Redacción Romaní de la Radiodifusión Checa, estima que el problema de la emigración gitana lo abordan los medios de comunicación sobretodo ahora, pero que lamentablemente no es un asunto nuevo.

"En primer lugar quiero decir que este problema no surgió en 1997 cuando se empezó a hablar de la salida de los gitanos checos a Canadá. Las dificultades empezaron en 1990 cuando los gitanos empezaron a huir a Alemania y a otros países. Desde nuestro punto de vista los problemas surgieron con la aparición de grupos extremistas que empezaron a agredir a mujeres y a ninos por tener otro color de piel, pero las cosas llegaron más allá cuando asesinaron a varios gitanos, no obstante, en la sociedad no se le prestó atención al problema".

A pesar de que las agrupaciones romaníes sostienen que los gitanos abandonan la República Checa huyendo del racismo y la persecución, existe la idea de que el motivo real es económico. ¿Qué opina al respecto?

"Muchas personas creen que se trata de un problema puramente económico, pero los gitanos siempre han tenido miedo, han vivido con miedo, pero en la República Checa ya han pasado diez años, o mejor dicho ya vivimos once años en democracia, pero a nosotros nunca se nos ha garantizado ningún tipo de seguridad. Somos ciudadanos de este país y por lo tanto tenemos los mismos derechos que los demás. Insisto en que los gitanos no se sienten seguros en este país. Además resulta interesante que en la época anterior, en el llamado periodo de asimilación impulsado por los comunistas los gitanos tenían trabajo, y no resolvían sus problemas fuera de las fronteras del país.

Nuevamente volvemos al tema económico, parece que resulta inevitable.

"No quiero llevar las cosas únicamente al nivel económico, pero claro está que en el momento en que el esposo o algún miembro de la familia no consigue trabajo por culpa del color de su piel, aparece un problema económico, pero el detonador del éxodo hay que buscarlo en otros asuntos y no únicamente en lo económico."

¿Bien, pero qué se resuelve huyendo a Gran Bretaña?

"Los gitanos resuelven su seguridad personal, a la vez que empiezan a creer en un futuro mejor, pero no desde el punto de vista económico. No debe olvidarse que los gitanos nunca tuvimos dinero, nunca tuvimos propiedades, nunca fuimos una nación rica. Los gitanos siempre han querido protegerse a sí mismos, proteger a su familia, la historia demuestra que siempre fuimos perseguidos y asesinados."

¿Qué opinión le merece la postura del Gobierno checo en todo este asunto?

"Considero que el Gobierno checo empezó a solucionar este problema muy tarde. No sé adónde conducirán los pasos del Gobierno, pero le puedo garantizar que nadie impedirá a los gitanos abandonar el país, porque ninguno de ellos quiere que le maten. No comprendo por qué continúan los controles, puesto que no se ha hecho nada para garantizar nuestra seguridad. Los gitanos son conscientes de que en Gran Bretaña tendrán problemas y que seguro tendrán que volver, pero que tras volver podrán irse nuevamente a otro país, y lo harán las veces que sea necesario, hasta que el Estado checo comprenda que también somos ciudadanos de este país, y que no se trata de un asunto económico", subrayó Anna Poláková, redactora jefe de la Redacción Romaní de la Radiodifusión Checa.

Al referirse a la reanudación de los controles de pasajeros checos que viajan al Reino Unido, el presidente de la república, Václav Havel, dijo que se trataba de algo que le preocupaba mucho y que aparte de los controles, sobre todo le preocupaba el hecho de que ciudadanos checos opten por abandonar el país.

Autor: Federico Picado
audio