Ministro de Salud propone a médicos jornada de 48 horas semanales

El ministro de Salud, Tomás Julínek, propone ampliar la jornada laboral de los médicos y los empleados de sanidad en ocho horas semanales. Los sindicalistas están en contra y amenazan con actos de protesta.

MUDr. Alexandra Horáková ve své ordinaci
El ministro cree que hay que legalizar las horas extras de los empleados de salud. Los directores de hospitales y servicios de socorro están de acuerdo. Julínek propone una enmienda al Código Laboral que aumente la jornada de los médicos de las actuales 40 a las 48 horas semanales. Dice que los médicos así podrían ajustarse a la ley.

"Gran parte de los establecimientos sanitarios podrían de esa forma legalizar su actividad, y sus empleados no se verían obligados a violar la ley", afirma Julínek.

Robert Zelenák, presidente de la Asociación de Servicios de socorro, está de acuerdo con el ministro. "Agotamos las horas extras a principios de agosto. Si quisiéramos cumplir con la norma, habríamos tenido que parar nuestra actividad hace tres meses", sostiene Zelenák.

Aunque Julínek subrayó que las ocho horas extras serían voluntarias, los sindicalistas están en contra y consideran el proyecto como discriminatorio. Según Martin Engel, presidente del Club Sindicalista de Médicos, es un disparate.

"Insisto en que el aumento desigual de la jornada laboral de cierta clase de empleados, además de la clase más cargada de trabajo, es un disparate", sostiene Engel.

Los sindicalistas opinan que dicho proyecto no resuelve el problema. Según ellos, los médicos seguirán sobrecargados de trabajo y continuarán violando la ley, ya que ocho horas semanales tampoco serán suficientes.

Sostienen que la única ventaja la tendrán los empleadores, que ahorrarán bastante dinero, puesto que los médicos trabajarán más horas por un sueldo básico, sin pagos extra.

El Club Sindicalista de Médicos empieza a hablar sobre una huelga. "Seguramente habrá actos de protesta", dice Martin Engel.

La norma actual permite a los empleados de sanidad checos trabajar unas 400 horas extras al año. Sin embargo, éstos hacen en realidad hasta el doble, es decir, 800 horas anuales, lo que está al margen de la ley.