Ministro de RR.EE.: No hay turismo, el cierre de las fronteras es una formalidad

Foto ilustrativa: Anna Shvets/Pexels

La diplomacia checa anunció que se prohibía la entrada de extranjeros al país a partir del pasado sábado, con excepción de los viajes indispensables. El ministro Tomáš Petříček afirma que se trata solo de la confirmación oficial de la situación que ya se vive en el país.

Foto: Kelsey Knight,  Unsplash / CC0

Los extranjeros que viajen a la República Checa se enfrentan desde el pasado sábado a nuevas limitaciones. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó el viernes por la tarde que Chequia cerraría sus fronteras a todos los turistas extranjeros con carácter prácticamente inmediato.

La decisión resultó sorprendente, principalmente por no haber sido anunciada durante la rueda de prensa del Gobierno el jueves, organizada tras la reunión en la que el cierre de las fronteras fue acordado. Pero la información se hizo pública el viernes por la tarde, en la cuenta de Twitter en inglés del Ministerio de RR.EE., a solo unas pocas horas antes de que la medida entrara en vigor.

El ministro de la cartera, Tomáš Petříček, afirmó en entrevista con la Radio Checa que esperaba que la medida fuera anunciada en la rueda de prensa, pero que, en realidad nada cambiaba de manera significativa.

Šumava,  foto: Martina Schneibergová

“No se trata de un cambio radical. En Chequia rige el toque de queda desde hace varias semanas, que tienen que respetar los checos al igual que los extranjeros. La posibilidad de viajar a Chequia estaba limitada ya con anterioridad. Ahora solo lo hemos enfatizado de manera explícita. El único cambio es que han quedado excluidos los viajes por motivos de turismo o estancias en la naturaleza”.

Las condiciones de entrada en el país ya no dependerán, por tanto, del color del país en el semáforo de viajes. La nueva medida prevé excepciones para quienes trabajan o estudian en Chequia, quienes se dirigen a centros de salud, centros de servicios sociales, bodas o entierros. Podrán entrar también quienes viajen para reunirse con familiares por razones esenciales.

Tomáš Petříček,  foto: Michaela Danelová,  ČRo

La nueva restricción se desprende de las medidas adoptadas por el Ministerio de Salud para combatir la pandemia del coronavirus. Estas mantienen cerrados hoteles y restaurantes, por lo que el turismo se ha vuelto prácticamente imposible para los extranjeros en las últimas semanas.

Mientras que el tweet del Ministerio llegó en horas tardías del viernes, Petříček afirma que la cartera informó a embajadas y otros socios internacionales con mayor antelación.

El ministro sostuvo asimismo que medidas similares han sido adoptadas en varios países europeos, por razones que comparte también Chequia.

Foto: Barbora Němcová

“La razón es la creciente preocupación ante las nuevas mutaciones del coronavirus, que se propagan con más rapidez, ya sea la británica o la sudafricana. En ambos casos se puede tratar de factores esenciales que pueden ocasionar que la situación epidémica deteriore. Por esta razón, varios países han limitado las entradas de turistas. Por ejemplo, Austria, Alemania y Eslovaquia introdujeron estas restricciones ya hace algún tiempo”.

Algunos países han optado por limitar también los viajes de sus propios ciudadanos a otros países, pero Petříček afirma que su cartera no ha querido tomar pasos similares. Por lo que, los que viajen de Chequia hacia el extranjero, se verán limitados solo por las medidas de los países a los que viajen.

Al ser cuestionado el ministro sobre cómo funcionará la entrada en Chequia, el Petříček afirmó que los controles en las fronteras solo serían aleatorios. Según afirmó, hasta el momento no se han registrado problemas o malentendidos.