Ministra Stehlíková: Toda política del Gobierno debe reflejar respeto de DD.HH.

Džamila Stehlíková

El 10 de diciembre se celebra el Día internacional de los Derechos Humanos. Dieciocho años después de la caída del régimen comunista, la República Checa cuenta con una ministra para DD.HH. y minorías étnicas, pero carece de una Ley Antidiscriminación o de un programa eficiente de lucha contra la violencia doméstica.

Džamila Stehlíková
En noviembre de 1989 la República Checa dejó de figurar entre los Estados que no respetan la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada el 10 de diciembre de 1948. La expresión de una opinión y manifestaciones públicas ya no se penalizan con el encarcelamiento, pero todavía falta bastante para arreglar las deficiencias con respecto a los derechos fundamentales del hombre en este país, según afirman Organizaciones No Gubernamentales.

La asociación cívica ROSA advierte, por ejemplo, sobre el maltrato de mujeres, apuntando que la República Checa necesita un plan de acción contra la violencia doméstica. Las cifras alarman, según indica Zdena Prokopová, de ROSA.

“Cada tercera mujer ha sufrido violencia doméstica en su vida. Hablando de las consecuencias de la violencia doméstica hay que apuntar lamentablemente que por ejemplo en Praga, durante los nueve meses de este año, fueron asesinadas doce mujeres”.

La ministra de DD.HH. y minorías étnicas, Džamila Stehlíková, considera muy importante la existencia de un cargo ministerial para los derechos humanos.

“Los derechos humanos no son un área marginal que se refiere a unas pocas minorías. La defensa de los derechos humanos debería reflejarse en todo el trabajo del gobierno. Cada uno de nosotros en su vida puede encontrarse en una situación en que sea calificado como una minoría, por ejemplo, como un desempleado, una mujer o un jubilado. Cada política del gobierno tiene que respetar a los grupos desfavorecidos”.

Una de las tareas por hacer es la aprobación de una Ley Antidiscriminación, resaltó la ministra este lunes.

“Necesitamos que cada uno de nosotros pueda hacerse su camino en la vida y tenga las mismas condiciones en la línea de salida para no perder el rico potencial que tiene nuestra sociedad y que consiste ante todo en la gente”.

El 10 de diciembre fue declarado como el Día de los Derechos Humanos hace 57 años por la Asamblea General de la ONU.