Miles de autos de ocasión rechazados por alteración del cuentakilómetros

r_2100x1400_radio_praha.png

Los bazares de autos, o tiendas de coches de ocasión, rechazan anualmente la compra de unos 200.000 vehículos debido a que el cuentakilómetros ha sido trucado.

Foto illustrativa: Jan Říha
En la mayoría de los casos los vendedores acuden primero a una de las grandes tiendas, pero tras ser descubiertos buscan tiendas menores. Eso provoca mayores controles en el mercado de carros de segunda mano.

Comprar un automóvil de segunda mano representa muchas veces un gran riesgo. Existe una serie de defectos que a simple vista no se pueden detectar, así como un alto número de conductores que no domina las bases de la mecánica automotriz, cada vez más sofisticada.

Cuando una persona compra un vehículo directamente al dueño, pocas veces tiene éxito a la hora de presentar reclamaciones, indican representantes de las grandes tiendas de autos de ocasión.

Alterar un cuentakilómetros digital no es una tarea muy difícil, por eso los grandes bazares de autos efectúan minuciosos controles ante de aceptar un vehículo. “Disponemos de herramientas que nos permiten verificar si el vehículo en el pasado sufrió alguna colisión grave y su vendedor la ocultó”, indicó Jiří Macoun, de la tienda Auto ESA.

Representantes de los Departamentos Comerciales de las mayores tiendas de vehículos usados sostienen que debido a la alteración, “afeitado”, del cuentakilómetros rechazan diariamente entre el 50% y el 70% de los automóviles ofrecidos.

Cuando los vehículos pasan las pruebas con éxito, la tienda extiende un certificado de control correspondiente a las prestaciones de un coche de ocasión. Estas medidas ahorran tiempo y dinero tanto a los interesados en coches de segunda mano, como a los comerciantes de carros usados.

palabra clave:
audio