Coches de segunda mano se venden falsamente como de origen alemán

Foto: ŠJů, Wikimedia Commons, CC BY 4.0

Algunos vendedores de automóviles de segunda mano en Chequia mienten sobre la procedencia de los coches para subir los precios.

Foto ilustrativa: Zelda Richardson, Flickr, CC BY-ND 2.0

El mercado de los coches de segunda mano es muy popular en Chequia. Sin embargo, existen muchas trampas a la hora de hacerse con uno de estos automóviles. Según la compañía Cebia, encargada de analizar el origen de los automóviles, cada año se venden en el país 70 000 coches cuya procedencia ha sido falsificada.

Las encuestas señalan que el 53 % de los compradores checos considera que los coches con origen nacional son los de más calidad, mientras que el 21 % cree que los coches alemanes son los mejores. Este hecho provoca que muchos vendedores inscriban falsamente los vehículos como procedentes de República Checa o Alemania.

Por ejemplo, existen casos en los que los vendedores consiguen un coche muy barato procedente de Ucrania. Pero antes de llegar a Chequia, el automóvil es llevado a Alemania para ser registrado, por lo que en su documentación oficial aparecerá este país como el original. Procesos similares se hacen con coches que vienen de Omán, Emiratos Árabes Unidos y Sudáfrica.

La mayoría de los compradores reconoce que sí supieran que algunos de los anteriores es el país original del automóvil, no lo comprarían. Sin embargo, gracias a este sistema de engaño, algunos vendedores consiguen aumentar el precio de sus vehículos de segunda mano y venderlos con éxito.

En 2019, se trajeron a la República Checa 177 000 coches usados, 0.1 % más que en el año anterior. Por el contrario, la compra de vehículos nuevos bajó un 4.4 %, para un total de 250 000 coches.